sábado, 15 de enero de 2011

Mi teta es un coñazo.

Pues si. Lo es. Mi teta es un coñazo.
Mas que nada porque mi niño come como un trabuco, se ha pensado que yo soy la central lechera asturiana, y lo que no sabe el tio, es que yo me quedé en Burgos. Con lo cual, leche, a medias. Por las noches y las mañanas vale, pero por las tardes no doy a basto. Asi que andamos con los biberones de suplementos, y ya empiezo a estar hasta el gorro.

2 comentarios:

Shiroimo dijo...

jajaja!!
Perdóname porque sé que no es una situación de lo mejor para ti pero es que tienes un sentido del humor genial.
No me cansaré de decírtelo!!!

Frikimami dijo...

Ya, hija, pero mejor tomarse las cosas así. Ya ves como ando. Ordeñandome con el sacaleches cuando el niño no pide por aquello de la estimulación y demás gaitas. El 27 tengo pediatra. Según lo que me diga, aparco la teta y me lio con el bibe. Aunque no se que será peor...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...