miércoles, 12 de enero de 2011

La lactancia materna. ¿Quién dijo que era fácil?

Cuando llegué a la zona de partos de la Palmaplanas, mientras la matrona rellenaba mi ficha, me preguntó: ¿Vas a dar el pecho?
Dije que si.

La misma pregunta le hizo a una chica que llegó más tarde que yo. Su respuesta, bien alta y clara fué NO. Y me quedé pensando en que claro lo tenía.

Y más de una vez me he preguntado porque yo no respondí lo mismo. Sobre todo cuando te quedas con las dudas de si el enano tiene hambre, cada noche que te levantas a darle el pecho cuando el pariento duerme, cuando ves a las del biberon con sus tomas super organizadas (a las 12, a las 4, a las 8, etc), cuando ves que las tomas de las del biberón duran 5 minutos, cuando te duelen los pezones, cuando te tienes que ir a comprar sujetadores de lactancia, y cuando te los estas probando y te tienes que poner enseguida tu sujetador con los discos absorventes porque pareces la fontana di trevi.

Asi que fácil, lo que se dice fácil, no es.

Nadie te dice que te vas a pasar el día con la teta fuera, ni que andarás con la sensación de que el niño se queda con hambre, que andarás con las dudas siempre de si hay suficiente leche, ni te dirán que la lactancia a demanda es eso, a demanda, así que si pide cada hora, pues cada hora. Si pide cada dos horas, pues cada dos horas, y si la toma dura una hora, y pide cada hora y media desde el inicio de la toma, pues hecha cuentas de cuanto tiempo te queda entre teta y teta.

Luego está el "no le des chupete", "no le des biberón que luego no cogerá la teta", "no uses pezoneras", te lian con la duración de las tomas, no tienes ni idea de cuanto tiene que estar el crio en cada teta, ni cuando se supone que la teta se vació, ni si el crio te está usando de chupeta. Vaya, un lio, vamos.

Así que al final haces lo que puedes, lo mejor que puedes, y te queda el consuelo de que el crio el pobre no se queja mucho y va bien de peso, con lo cual al final tan mal no lo estarás haciendo.

Siguendo indicaciones del pediatra, le estoy dando un suplemento de 30 por las tardes, con lo que nos quedamos tranquilos de que el niño no pasa hambre, sobre todo por las tardes, cuando parece que yo produzco menos leche. Además, estoy usando pezoneras tetada si, tetada no, porque me van muy bien y son muy cómodas, y me alivian mucho, y porque el crio no tiene ningún problema en pasar de pezón a pezonera y a biberón.

Éstoy haciendo cosas recalcadas en libros y blogs tetiles como no recomendadas, pero ahi estoy. Como con esto de la lactancia, la ayuda que recibes es más bien poca, pues te las apañas como puedes entre libros, blogs, preguntas al pediatra, instinto propio, y que salga lo mejor posible.

De todas formas, la decisión es mia, asi que buena es, y mejor es teta con pezonera y suplemento, que nada de teta.

1 comentario:

Shiroimo dijo...

La verdad es lo que has dicho más de una vez, que todas las cosas son consejos pero que cada uno se adapte a lo que le vaya mejor.
Creo que dar teta es un sacrifico mayor para nosotras, pero también creo que a la larga nos beneficia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...