miércoles, 4 de agosto de 2010

Todo para nosotras.

Esto del embarazo es una jodienda.

La parte buena del embarazo es cojonuda, y es casi toda para nosotras. Los papuchis se tienen que contentar con que les digas que el garbancillo se ha movido, cuando tu hace tiempo que lo notas, y cosas así.

Pero es que la parte mala es mu mala, y esa si que es íntegra para nosotras.

Los parejos y familiares sufren daños colaterales. Es decir, nos tienen que aguantar la mala baba, la depre o la llorera, pero a ver quien es la que no tiene ataques de mala leche, de depre o de llorera?? Porque yo si los tengo.

Me hacen mucha gracia (por decir algo), los capitulos mes a mes del libro "Que esperar cuando se está esperando", que recomiendo a pesar de mis eventuales broncas.

Cada mes empieza con un "Que puedes sentir".
Y la lista es francamente interminable.
Ayer estaba leyendo los 3 ultimos meses, para saber cuando me queda para notar a mi garbanzo jugar al futbol, y las descripciónes indicadas (que son una suma de los meses anteriores, más cuatro gracias más añadidas), son un poco desanimosas:

Ganas repentinas de llorar, tristeza, irritabilidad, nerviosismo y mal dormir, en el apartado de sensaciones psiquicas. Pero es que las físicas son peores. Almorranas, desbarajustes hormonales, calambres, vomitos, nauseas, ardores, dolor en el pecho, escozor en la barriga, estrías, ganas continuas de mear, extreñimiento, dolor de barriga, mareos, sofocos, cansancio, varices, arañas capilares, sangrado de encias ....

Y todo eso, todo todo, es para nosotras. Eso sin contar las maravillas del parto, claro.

Ellos no tienen almorranas, bueno, igual si, pero no del embarazo. No tienen arañas capilares, ni les duelen las tetas, y duermen!! Pero como duermen!! Eso si que me jode.

A pierna suelta y roncando como tigres mientras una se gira y se vuelve a girar, y resulta que boca a bajo te aprieta la sandia, y te duelen las tetas, y te desvelas y cuando te has vuelto a dormir te despierta el mamón del perro, o te pega una patada el garbanzo que llevas dentro, que al paso que va hasta le vas a llamar David Villa, y venga con el desvelo. Y claro, con el desvelo vienen las comidas de olla. ¿Y que harás con el niño? Y el curro? Y la abuela? Y los mimos? Y cuando gomite? Cuando se ponga tonto? Cuando se caiga? Y seras capaz de esto? Y de lo otro? Y el parto? Y me cortarán? Dilataré? Cabra el cabezon? Forceps? Por ahi? Y porque no se los mete el gine por el culo? Y venga a preocuparse, y el reloj cambia de las 4 a las 5 de la mañana como si tal cosa, y el marmota que tienes por marido durmiendo a pierna suelta.

Y entonces claro, te pega un ataque de llorera. Y con toda la razón del mundo. Pero claro, como todo esto se debe a los consabidos y socorridos desbarajustes hormonales, al dia siguente está una como si tal cosa. Y tirando p'alante porque no queda otra, y porque además te has levantado con las hormonas cachondas y estás hasta contenta.
Hay que joderse.

3 comentarios:

Mo dijo...

Vaya... ya empiezas con esa jodienda.

Pues si te consuela las que no tenemos garbanzuelo ni nada también nos desvelamos por "tonterías"... lo cual a mi no me consuela porque si me despierto con mis cosas imaginate como estarás tú con todas tus preocupaciones.

Bueno, eso lo arreglamos un poco yendo algún día al chino a desahogarnos un rato, no?

Ánimo Di!!! Que os tengo como ejemplo!!! Tal vez algún día me toque a mi también....

Barriguilla dijo...

eink? como es eso? haciendo planes garbanciles...
oj oj, o al menos contemplando la posibilidad.

Barriguilla dijo...

POr cierto, japo cuando quieras. Pon dia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...