sábado, 7 de mayo de 2011

Papel de regalo

Tengo la inmensa suerte de vivir en un entorno familiar y laboral en el que no se me cuestiona, ni a mi ni a nadie, por la talla de pantalón que llevo, ni por los quilos que me sobran, ni por el tamaño de mi culo, ni por la marca de mi ropa, ni por el nivel de mi trabajo, ni por los dígitos de mi nómina, ni por nada, absolutamente nada.

Tengo la inmensa suerte de vivir rodeada de familia y amigos que te quieren por lo que eres dentro de tí, no por el envoltorio. Por que les da igual si estas gorda o delgada, si ganas mucho o poco, si tienes un trabajo mejor o peor. Es más, es que ni siquiera se lo plantean. Es que ni tan siquiera se fijan en si llevas un pedrolo de 2000 euros en el dedo, o si llevas unas alpargatas de los chinos

Luego llega el que va de listo, de educado, de exquisito, el que a si mismo se cree un compedio de virtudes y valores. Ese, que fué el que te criticó por tu culo gordo, el que te miró torcido por llevar ropa de C&A, al que nunca le pareció adecuada tu educación, ni tu formación, ni tu trabajo, ni tu sueldo, ni NADA. Ese.

Y ahí fué donde YO le aparté de mi vida

Porque la culogordo nuncasuficientementebieneducada/finolis/apijotada, decide estar rodeada de gente que le da más valor a lo que hay dentro, que a lo que se ve por fuera.

Hoy, hablando online, me pregunta que si ya he recuperado la forma. Si, jomio. Si. Estoy en ello. Estoy a dieta y voy a correr, jomio. Pero lo hago porque a mi me da la gana, y además no me quita el sueño. Y sabes porque? Porque tengo la inmensa suerte de no estar rodeada de gente como tú.

Hoy me has vuelto a soltar aquello de  "el envoltorio es lo primero que se ve de un regalo".
Y seguramente me lo hayas dicho con toda la buena intención del mundo. Y seguramente en tu mundo de business pijos esto sea así. Pero yo, afortunadamente, no vivo en tu mundo. No necesito llevar ropa cara, ni estar buena de la ostia. Ya te dije una vez que a mi eso no me hacía falta, y aún recuerdo como os reisteis de mi.

Tampoco necesito trabajar 40 horas al dia, y disfruto más de mi familia en una semana de lo que probablemente lo hagas tu en un año. Tengo la inmensa suerte de no vivir en el Reino de Saba, donde la reina, a parte de serlo, tiene que parecerlo.

Y además, que curioso. En este mundo mio sencillo estoy rodeada de gente de todos los tipos y colores. Y dentro de este círculo de gente de bien,  tengo personas menos guapas, menos listas, menos ricas, con trabajos más o menos mejores, pero también tengo a mi alrededor:
-tias muy buenas. y cuando digo buenas, es que están muy buenas, y que conste que a mi solo me gustan los tios, tias buenas rebuenas de revista y sin fotoshop, que te dan sopas con onda a ti y a tu soplapollez del físico
-personas muy cultas, y cuando digo cultas, es muy cultas, y no sólo por las licenciaturas que vosotros no teneis. Jojo, me troncho
-personas con unos trabajos cojonudos, con unos sueldos mágnificos y un patrimonio que lo flipas.
Y nadie, ni las tias buenas, ni los super cultos, ni los que tienen unos trabajos de la ostia, ni los que están forrados, nadie, ninguno de ellos, es tan capullo como tú.

Ya sabes lo que dicen, no?

Dime de que presumes....



P.D: he envuelto regalos cojonudos en papel de periodico. Y otros ni siquiera los he envuelto.
Cuando lo de dentro no cunde, evidentemente, hay que ponerle un envoltorio de la ostia.
.

4 comentarios:

Shiroimo dijo...

Me has hecho saltar las lagrimillas porque vales millones y no entiendo como alguien no lo puede ver.
Y también porque me revienta la gente pija desde que fui a La Salle, donde todo lo importante era lo que tu dices: el envoltorio. Que si benetton, mango, que si mi papa tiene, que si me he comprado... un colegio sin uniforme donde todos iban con uniforme y si no lo llevabas no encajabas.
Y me alegro de no haber encajado porque no me imagino con ese tropel de chusma en mi vida.
Cada vez eres un apoyo más fuerte para mi, de fuerza y entereza, que no dejas que nadie te hunda con sus palabras. Algún día seré como tú!!
Los tesoros son difíciles de encontrar y por eso apareciste más tarde en mi vida y no sabes cómo me alegro de ello.
No cambies nunca, eres única, diferente, y eso te hace aún más fantástica.

Nereida dijo...

El envoltorio es lo primero que se ve... y lo primero que se rompe, y lo que menos vale!! porque si va muy bien envuelto pero el regalo es una mierda, da igual cómo sea el papel de regalo... sin embargo un buen regalo sin papel de regalo sigue siendo un buen regalo, o no?
Y tú lo tienes muy claro, así que pobrecito el que tenga ese pensamiento tan miserable...

lamamadeunabruja dijo...

Y ese capullo que te ha dicho eso de dónde sale?? En fin, qué gente!!
Disfruta de los que tienes a tu alrededor que son los que merecen la pena.

Tita dijo...

No te esfuerces, ni te agobies, ni te sulfures. Los lenguajes son diferentes. Jamás entenderán el lenguaje de lo importante. Y encima se ríen de nuestro lenguaje, palmeando como monos.

Es, como decía mi suegra...¿tú no sabes que había gente que compraba los libros por metros, para adornar y no los desenvolvían de su plástico nunca?

Pos eso. No te gastes, que no entienden nada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...