domingo, 26 de diciembre de 2010

Tranquilidad, a la chita callando.

Pues si. A la chita callando.

Llevaba unos días durmiendo mal. Me despertaba a las 5 de la mañana comiendome la olla. Que si el parto, que si las visitas, que si las historias para no dormir. Me estaba agobiando yo sola de pensar en si iban a hacer o a decir o a agobiar en las cenas navideñas.

Y después de decidir con mi santo que no se iba a decir nada de la inducción para evitarme nervios y comentarios y conversarciones en las comidas de Navidad, llevo dos días durmiendo a pierna suelta. Ayer hicimos la comida de navidad, y como nadie sabe nada, me ahorre ser el centro de conversación de la comida, los consejos fantásticos y las preguntas porculeras.

Bueno, cayó el comentario de la animosa del grupo (ui, el lunes te van a hacer un tacto que te van a intentar romper la bolsa, ya lo verás...). Sin comentarios.

Si esto me regala sin haber dicho nada de la inducción, no quiero pensar que me hubiera dicho si lo llega a saber.

Pero a parte de eso, nada más. Yo disfrute de la comida, y hoy pienso hacer lo mismo con la segunda fiesta de navidad que se hace en Mallorca. A comer y a callar.

Me sabe muy mal por ellos. Podría haber dicho algo y asi la gente se puede organizar mejor. Pero la verdad, ahora mismo la que importa soy yo, y si no decir nada supone estar tranquila y dormir bien, pues que se aguanten.

Solo se lo he dicho a mi madre, que está advertida de que ni mu y de que se espera en casa tranquilamente hasta que llamemos. Que pueden ser cuatro horas o doce y no quiero tener a manojos de nervios haciendo surcos por el pasillo del hospital de tanto ir de un lado para el otro.  Bueno, lo sabe mi madre y a un par de amigos no porculeros.

Asi que para el resto, callada como las putas.

A parte de eso, Felices Fiestas a todos los que me leais. Que disfruteis de unas buenas vacaciones los que las tengais. Los que no, de unas buenas fiestas en compañía de vuestros seres queridos. Yo ando con morriña de mi tierra de pinchos y vinos, pero sabiendo que estas van a ser las Navidades más especiales y extrañas de mi vida.

Y mi consejo del año para las que traten con embarazadas: sed positivos, tened un poco de cuidado, y si habeis parido, si contais algo que sean cosas animosas del tipo "mi parto fué como tirarme un pedo, tu no te preocupes". Las historias para no dormir, consejos dolorosos y demás, mejor os los ahorrais.

Si no es para animar, mejor no decir nada, que para comerse la olla y preocuparse, ya se basta una sola.

3 comentarios:

Mo dijo...

Quien nos iba a decir el año pasado, que por estas fechas (+ un par de días) mientras nos poníamos moradas de patatas bravas, sopa castellana, tigres, montaditos y demás nos encontraríamos con unas fechas navideñas tan especiales.
Y me parece muy bien todo tu silencio por lo que dices de que lo importante eres tu, porque tienes toda la razón. La gente tendría que aplicarse más a menudo eso de pensar antes de hablar y algunos incluso aplicarse lo de "más vale estar callado y parecer tonto que hablar y confirmarlo" porque saber del tema no significa que sepas de que puedes hablar y de que no.
Ale me voy a comer que hoy me toca curro por la tarde.
Merri Crismas familia!!!

Hiponessa dijo...

Felices fiestas para ti también!! yo ahora mismo estoy a punto de irme a comer con la family para celebrar la segunda fiesta...

Lo del consejo para los que traten con embarazadas es genial, creo que instaré a un par de personas a que lean tu blog porque macho, a mi ayer incluso me cuestionaron el nombre que le quiero poner al bebé, yo lo flipo! y luego si contestas mal eres una borde y si no dices nada pues todo el mundo da por saco, en resumen, que es a nosotras a las que nos toca aguantar como "buenas niñas" y el resto no tienen miramientos en hacer o decir cosas, cuando menos, inapropiadas... Yo ya me he cansao de eso y a la primera de cambio "enseño los dientes" me da igual lo que piensen, como tu bien dices, yo me basto solita para preocuparme y agobiarme, no necesito la ayuda de nadie!

Ale, que te vaya todo muuuuy bien!

Frikimami dijo...

Mo, si me lo hubieran dicho, lo hubiera flipado en colores. Y me encanta lo de más vale estar callado y parecer tonto que hablar y confirmarlo. Jejejeje.

Hiponessa, tienes mucha razon, empiezan por lo del nombre y acaban diciendote como tienes que parir!! Ya lo decía la matrona el otro día. Todo son matronas y ginecologas super expertas, y a la proxima la voy a mandar a Son Dureta, que andan faltos de ellas. Asi que, bordes no podemos ser, pero hacernos las tontas si. Con cara de "tu di lo que quieras, que yo haré lo que me de la gana"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...