lunes, 13 de diciembre de 2010

Que cansadurri estoy. Que angustiadurri estoy.

Ya no aguanto un asalto. Garbancito debe pesar, y mucho.
El caso es que me he ido a hacer las últimas compras navideñas, pensando en que mejor hacerlas ahora que aún puedo, pese a mi hermosa barriga y su contenido, pues a saber cuando parimos. Y si me pilla el toro, no habré comprado un puñetero regalito de navidad.

El caso es que a las 15 horas he aterrizado en Porto Pi, con la intención de salir de alli sí o sí con los tres regalos que tenia en mente.
Bueno, miento. La idea, comprar 3 regalos para 3 personas. El qué, ni flores, como de costumbre.

Y cuando he bajado las escaleras y me veo ahi dentro, con el abrigo, la panza, el crio apretandome la vejiga, el pis que me hago, y los calores, me ha entrado de todo. Y el pasillo de Porto Pi me ha parecido como una pesadilla de esas en las que corres y no avanzas.

Se me ha caido el mundo encima solo de pensar en ir de tienda en tienda buscando algo bueno, bonito y barato, asi que me he dicho aquello de "de perdidos al rio", y me he metido en Cortefiel con la firme intención de salir de ahi con los 3 regalos. Sabia que bueno y bonito, sería. Barato, no. Pero bueno, dado que eran los regalos para pater, mater y santo, al menos bien gastados están, y gustar gustarán seguro.

Asi que en poco menos de media hora he salido de Portopi con la visa temblando, los 3 regalos hechos, mas el de la cuñada que me lo he encontrado por el camino,  y por aquello del "hay que andar", me he venido andando a la oficina. Para quemar el McFlurry que me zampé ayer, y de paso, por si el crio baja, me aprieta el asunto, y nos ponemos de parto.

Pero va a ser que no.

El crio sigue sin apretar, yo siento nada raro que me haga pensar que algo se pondrá en marcha pronto, y lo único que estoy, ahora mismo, es muy cansada y con la tarjeta temblando.

Ahora que lo pienso, se me olvidó entrar en Currufú a la caza de algo de la supernanny.

Y quizás sería mejor no pensar demasiado, porque cuanto más pienso en la que se nos viene encima, mas me agobio.

El cambio que pegará mi vida cuando nazca el niño, me está empezando a poner nerviosa. Ahora mismo el parto me preocupa una mierda. Me preocupa y mucho lo de después.

3 comentarios:

Nanuk dijo...

Buenos dias Supermami,
Ayer descubrí tu blog, veo que te queda ná y menos para tener a tu hijo...aiii
Te seguiré, y espero que continues con el crecimiento, educacion, dudas y batallitas que se presentaran en tu dia a dia :)

Andar, andar, andar...ya empiezo yo tb a oirlo, auqneu la diferencia de semanas es muy grande, apenas estoy terminando el primer trimestre.

Saludos.
Nanuk

Hiponessa dijo...

Ánimo barriguilla!!!

supongo que el agobio de las últimas semanas es algo generalizado pero tu tranquila, todo el mundo sale adelante despues de tener un bebé así que tú no tienes porque ser menos!! al principio, como todo, se hará cuesta arriba y luego "poc a poc" todo irá rodado, ya lo verás!!!

Por cierto, espero que te hayan ido bien los monitores...

Barriguilla dijo...

Gracias a las dos! Los monitores, toda una experiencia!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...