jueves, 13 de septiembre de 2012

Dia 5 #5x50 Para mearse. De risa

Mi intención era no salir. Cogermelo de sillón-ball, que se harta una de oir y leer que hay que hacer días de descanso para que se recupere el cuerpo y demás.
He llegado a casa, y mientras le hacia la cena a Terminator me he puesto el camisón, he abierto un shandy y una bolsa de patatas.
Después de muchos remordimientos de conciencia me he quitado el camisón, me he puesto las zapas y demás atuendo, he dejado la shandy intacta y las patatillas abiertas al alcance de mi santo.
He salido con muy pocas ganas, al poco he arrancado, he empezado a corretear cual gorrinin la mar de contentín y cuando estaba por la mitad del recorrido me han entrado unas ganas de mear, que ni en mis mejores momentos de embarazada.

Me he pasado medio camino mirando con ojos de deseo a los arbustos del camino, pero como esto aún esta lleno de guiris, y me daba miedo que alguien me encontrara con el culo en pompa, he acabado intentado acabar la ruta andando casí con las piernas cruzadas.

Cuando me faltaba algo menos de un kilometro para llegar a casa me he encontrado con que, o meaba en algun sitio, o me meaba encima.

Y lo de mearme encima no me molaba. Asi que forzosamente he tenido que hacer un pirrís culo en pompa en un rinconcito arbustado. A oscuras, por supuesto, sin ver si meaba los arbustos, las zapapijas, o los pantalones. Manda huevos. Rezando por que no viniera nadie. Acordandome de mi puñetera vejiga y su puta estampa. Que lo que no me pase a mi, no le pasa a nadie.

Así que después de aligerar carga, con el culo al aire, la duda de si me mojo las zapatillas, el miedo de que venga alguien, en un acto digno de Pepe Viyuela en sus mejores tiempos, me subo los pantalones a oscuras y cuando me he colocado los refajos me noto un bulto en el culo. A tientas localizo un auricular, pedazo de cabrón, como coño ha ido a parar a mi culo si lo llevaba colgando del cuello de la camiseta.

Pues el jodio, se ha descolgado cuando me vestia, y me he pasado el aurica y su correspondiente cable cual tanga de esas de hilo.

Para meaaaarse. Ahora de risa. En su momento no sabia si reirme o pegarme un barrigazo en la playa.

Os dejo una canción de las que me han gustado hoy, hasta que dejé de escuchar música. Ejem.




5 comentarios:

Koki dijo...

Al final, además de ganar en salud, vas a tener anécdotas para llenar una enciclopedia :) El momento "auricular modo tanga" casi hace que me mee yo también, pero de risa :P

Luci dijo...

jajajajajaja!!! lo que no te pase a tí!! :D

Lo mejor es que quedan muchos días de aventuras! estaré al tanto ;)

Un beso!
Pd. Hoy es mi primer día de zumba :S

Sole Moeder dijo...

Felicidades por dejar las patatas y el shandy por las zapas y los auriculares.

Eres todo un ejemplo para las que estamos con las tentaciones cerca de la mano.

Yo me parece que despues de lo que has explicado me paso a los auriculares de esos grandotes que tan de moda están porque los pequeñitos es verdad que suelen dar muchos problemas.

Me ha encantado tu post. :)

Frikimami dijo...

Gracias a las dos. Los auricas grandes están muy bien, salvo que lleves gafas de pata ancha. En ese caso no ajustan tan bien y van mejor los de oreja.

Tita dijo...

jajajajajajaja, ya sabes que a veces los auriculares suenan como el culo ¡ejem!

¿y lo agusto que te hiciste el último km, eso no lo cuentas?

Besos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...