jueves, 29 de diciembre de 2011

Regleritos para los del espumillón.

Digamos que vivo en una zona "bien". Vista mar donde apartamentos turísticos se combinan con chalets unifamiliares de precios desorbitados. También hay pisos y apartamentos residenciales modestos, de curritos de la zona, pero en general es una zona bien, donde suele verse a gente bien en coches bien y cosas normalmente bonitas. 
No se ven indignados, ni indigentes, ni ocupas, ni chorizos, ni drogatas, ni marginados.
Bueno, miento. Ocupas si que hay, pero hasta estos son discretos y apañados como el resto de la zona. 

Desde este verano, alguien ha ocupado un garaje más una zona techada anexa en una casita derruida. Nunca he visto a quien, o quienes vivan ahí, pero son pulcros, ya que barren y limpian con regularidad. 
Además, o con ellos vive un niño pequeño, o este va de visita, ya que han adornado las puertas del garaje con un poster enorme de un perrito, y se ven varios muñecos colgados. 
Me soprende que delaten su "ocupación" con esas cosas, con lo que se me ocurren varias cosas. Una es que se la trae al viento que alguien pueda enterarse de que están ahi, o bien que tienen un crio pequeño y quieren hacer ese garaje un poco más hogareño, o bien el crio no vive ahí pero va de visita y quieren hacerle más agradable su llegada. 

Desde hace unos días han decorado la verja de entrada al garaje con una cintita de espumillón. 

Cuando paso por la tardes, por las rendijas de la ajada puerta de madera del garaje, asoma el resplandor ténue de una lucecita. Me imagino yo a esas personas echando la tarde en el salón de su casa, alumbrados por una triste bombilla que cuelga de un cable pelado. Y se me antoja triste. Triste como el cuento de navidad de la vendedora de fósforos. Supongo que su historia nada tendrá que ver con la del cuento. Pero la lucecita que se asoma por las rendijas de la puerta me lo ha recordado. Será que estamos en Navidad. 
No se que historia estará detrás de ese trozo de espumillón pero me inspira pena y ternura a partes iguales. Pena por la supongo triste historia de quien se vea obligado a vivir en un garaje reconvertido a casita, pero a fin de cuentas garaje. Ternura, porque hay que tenerla, para decorar con posters de cachorritos, colgar muñequitos de una viga, y tenerlo limpio como una patena. Porque quizás haya un pequeño por ahi en medio. 

En pleno empacho de atracones navideños, cenas, regalos, turrones, grasas y calorias hipócritas, me he acordado de el/ella/ellos. Estaba en el súper y me he acordado de "los del espumillón". Y les he comprado una caja de regleritos que les he dejado dentro de una bolsa de súper detrás de la verja del garaje. 

A lo mejor a quien esté ahí se la trae al pedo que una gilipollas como yo le lleve una caja de regleritos. A lo mejor no ven la caja y se queda ahí y se moja y se echa a perder. A lo mejor tienen una bandeja llena de turrones de chocolate para celebrar la navidad y yo me he hecho una paja mental como un piano. 

Pero no lo creo. No creo que nadie que viva en un garaje esté surtido ni de felicidad ni de turrones navideños. Así que les he hecho mi mini-regalo de navidad, esperando con ello haberles hecho un poquito más felices estos días. Espero haberles dejado un poco de alegria en esa caja de nevaditos. 

A lo mejor el espíritu de la Navidad todavía existe y hoy me ha venido a visitar a mi. 

Regleritos para los del espumillón.


7 comentarios:

florci dijo...

Nena pues yo no pienso que seas gili ni mucho menos, tienes un corazon enorme, cualquiera no se preocuparia siquiera de traer nada.

Al menos, esa gente son limpia y normal, se ve que han tenido problemas economicos y están así, lo malo esque hubiera gente marginal que se dedica a dar patadas a las casas y convertirlas en puticlubs o sitio de venta de droga, conozco zonas en las que ha pasado eso y tela marinera.

Lo que a mi me da mas pena en estos casos son los niños, de verdad, leo que han puesto perritos de papel colgando y espumillon y se me cae el alma a los pies, ningun niño deberia sufrir nunca miseria ni pobreza.

Un besazo enorme nena, feliz año y que pases unos dias agradables rodeada de los tuyos. (con turron o sin el, yo ya lo he descartado de mi cocina, estoy como una foca!!!!

mismellizosprematuros dijo...

La verdad es que me parece una gran isea la que has tenido, no creo que nadie viva ahi porque si, algo les ha tenido que pasar para verse en esas circunsatancias.
Y tu, tienes un corazon bien grande al acordarte de ellos.
Un beso fuerte y feliz año!!!

Eviki dijo...

que pena en nene, bien hecho cariño, ojalá hubiese más gente como tú felices fiestas¡¡

Hiponessa dijo...

Jo, ojalá hubiera más gente como tú, cada vez más la gente va a la suya y no se preocupa lo más mínimo de los demás

No cambies!!

MisMellis dijo...

No creo que nadie que viva en un garage tenga una bandeja de turrones... hay que estar muy desesperado para convertir un garage en tu casa o para dar una patada a una puerta y meterte dentro.
Creo que a partir de hoy cada vez que me queje de algo me acordaré de tus regleritos para los del espumillón para consolarme con que tengo un techo, un lugar caliente donde dormir y una bandeja con turrón que no como...
Un besazo y feliz año

Bea dijo...

Que triste el cuento de la vendedora de cerillas....
Ojalá vean tu regalo y lo disfruten. Si que podria haber más gente como tu...fíjate si no se haria un montón con tan poquito de nuestra parte. Besitos y feliz comienzo de año nuevo. Que venga lleno de ilusiones renovadas y esperanzas para tod@s!!!

Nereida dijo...

A lo mejor lo que para nosotros es un triste garaje para ellos es el mejor hogar que han tenido, los que afortunadamente tenemos de todo no nos damos cuenta a veces con lo poco que la gente puede ser feliz. A lo mejor antes de vivir en ese garaje estaban en la calle, así que me alegro de que al menos tengan un techo donde vivir.
Aunque también cabe la posibilidad de que sean okupas arpovechados y caraduras, todo puede ser jajaja.

En cualquier caso lo que está claro es que tú eres muy buena gente, pues tu detalle no lo tiene cualquiera.

Por cierto, has descrito muy bien tu urbanización, cuándo me invitas? jajaja, un besote.

FELIZ AÑO!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...