sábado, 12 de noviembre de 2011

Bronquiolitos, o como convertirse en algo parecido a The Walking Death

Después de 3 noches (creo) sin dormir, mis andares son lo más parecido a uno de esos nauseabundos personajes de la serie "The Walking Death", de la que por cierto no he tenido coraje nunca ver más de medio minuto.

Está siendo HO-RRO-RO-SO. Horrible. Durante el día más o menos aguanto el tipo. Pero por la noche no. Hoy el crio tosia o remugaba cada media hora desde las 9.30 que le metí a el, y me metí a mi en la cama. Asi que desde las 09.30, hasta no se que hora, me he estado levantando exactamente cada media hora, para coger al niño, tranquilizarlo, y volverlo a meter en la cuna. 

A una hora que ya no recuerdo, hemos puesto a dormir al crio en el carrito, cosa que ha funcionado hasta las 05.30 aproximadamente, cuando ya le he dicho al padre, que por favor lo sacara al cuarto de estar. Parece ser que en brazos en el cuarto de estar se le pasa algo la tos. Con lo que he podido dormir aproximadamente unas dos horas seguidas en toda la noche. 

Después de una mañana relativamente tranquila, con toses, ventolines, lloros, mocos, y una vomitada del biberón que había conseguido hacerle tomar, a mi me ha pegado un ataque de llorera. 

Estoy muy tentada a coger las horrendas tazas del desayuno decoradas con gatos, y una a una reventarlas contra el suelo de la cocina. Es un descarga tensiones ya probado anteriormente, y altamente eficaz. Pero por la pereza de tener que limpiar luego todo innumerables y diminutos trozos de cerámica (o lo que sea), he preferido otro método liberador de tensiones de fama mundial : el berrinche. 

Berrinche propiciado por la falta de sueño que llevo, por la sobrecarga, la tensión, los nervios, y todo lo demás. 
Y porque después de todo, costillo, ingenuamente, me pregunta en el desayuno que si me parece que se puede ir a hacer un poco de deporte, despues de contarme las divertidas conversaciones que tuvo con un amigo que fue a arreglarnos dos cosas de la oficina ayer tarde y al que le obsequio con una pizza por su tiempo, mientras yo me comia los mocos con el niño. 

Respuesta mia: "Prefiero que no te vayas, la verdad"
No es que me joda que se vaya a cenar una pizza con el amigo que pierde su tiempo hasta las tantas en arreglarnos dos cosas de la oficina, ni que me pida si puede irse a hacer gimnasia. Lo que me jode es que el se lo estuviera pasando teta mientras yo lo estaba pasando como el culo, y que sea tan ingenuo de preguntarme si puede irse a hacer deporte, cuando yo estoy a punto de reventar toda la vajilla en el suelo de la cocina. 

Pero bueno, parece que después del berrinche se ha dado cuenta, y se ha llevado al crio de paseo, y despues a casa de suegra babeante para que yo pueda hacer una siestecilla. 

Por el bien de los platos, y de todo lo demás.


10 comentarios:

Jeza Bel dijo...

Mucho ánimo....y paciencia!!!
Los hombres siguen con su vida, mientras la nuestra cambia 360º.....el mío hace lo mismo, ¿para qué preguntarán?....no ven nuestras ojeras???....en fin....un besito...y que se mejore prontito el peque!!!!

lamamadeunabruja dijo...

Qué bien vienen esos berrinches de vez en cuando!!
Espero que la cosa vaya a mejor. Besos

Nereida dijo...

Ays, si es que las enfermedades son muy puñeteras, a ver si se recupera pronto y puedes descansar un poquito. Un besote.

Eviki dijo...

comparto contigo mi adversion por los zombies, yo no aguanto un minuto solo jjaja. mi nene cuando esta así duerme mejor en el carrito un poco incorporado, parece que respira mejor que si está tumbado. mucho ánimo que se pase realmente mal cuando una se siente así.saludos¡¡

MamaEncantada dijo...

Desahogate que es necesario.
Yo el año pasado lo pasé fatal con este tema, es un poco agobiante ver que no puede respirar. El mio durmio muchas noches en el carro, es donde mejor estaba. Mucho animo.
Te he dejado un premio en mi blog, a ver si te anima un poco

florci dijo...

Los hombres (pienso yo)no se involucran de la misma manera que nosotras en la crianza de los niños de pocos meses, para ellos es algo que está ahí, es suyo pero si puede hacerse cargo la madre mejor.

Yo tenía que decirle a mi chico despues de levantarme como unas diez veces por la noche cuando el nene estaba malo (porque de él no salía) que hiciera el favor de levantarse y calmar a esa criatura porque yo ya no podia mas.

Encima cuando salía tarde del curro a veces se tomaba una cerveza con compañeros de trabajo para 'desestresarse' ¿y yo? ¿cuando coño me desestreso yo? que salgo del trabajo destartalada corriendo pensando que llevo toda la mañana sin ver a mi nene?

Encima habia dias que me decia qué le parecia si se iba a jugar al futbol....manda huevos.

Yo tambien pienso en lo de la vajilla pero por el coñazo de recogerlo luego todo desisto...

mucha paciencia, ánimo y espero que tu peque esté mejor.
un abrazo enorme

Bea dijo...

¿Cómo es posible que ellos vivan en su mundo feliz?....me uno a lo que dice Jeza Bel...¿no ven nuestras ojeras?....y encima les oyes dormir a pierna suelta y te entra una cosa por el estómago, que es que los matabas....

Mi matrona nos decia que les diésemos codazos en medio de la noche para que nos preparasen chocolatito caliente o algo, o al menos para hablar con nosotras y no tuviesen tanto morro.....jajaja....
La mia lleva mes y medio con los mocos y ya me da hasta cosa darle el mucolítico....pobrecita...a ver si con homeopatía...
Que se ponga bueno pronto tu peque que se te parte el alma verlos malitos. Un besito

Laura Nogueras dijo...

¡Entiendo tu deseperación!!! Mi hijo mayor (que ahora tiene casi tres años) ha tenido bronquitis desde los 8 meses...y uuuuffffff...toser, toser y toser...y ahogarse...¡es muy duro!Llegó un punto en el que el Ventolín no parecía hacerle efecto y teníamos que llevarlo a urgencias "cada dos por tres". Un día, harta de tanta medicación, lo llevé a un pediatra-homeópata...y, sinceramente, empezó a mejorar. Este invierno parece que la cosa va un poquito mejor...a ver....
¡Muchos ánimos! (y paciencia con el papá de la criatura...a veces les cuesta un poco darse cuenta de que estamos "al borde del abismo", je,je...)
Un abrazo

Hiponessa dijo...

Hace humo este post!!!

Me siento taaaan identificada con lo que dices de tu "santo"...

El mio me hace igual, un día estaba el niño berreando como un loco, llevaba más de una hora intentando dormirle y nada, no podía más y coge mi marido, que tenía un partido de fútbol con los amigos, y me suelta "siento tener que irme", como????? que lo sientes!!! ni que se tuviera que ir a trabajar!! madre mia, la que le cayó!!! aún así "volvió a las andadas" hasta que la última vez que dijo algo parecido le solté "mira, sabes que, que me da igual, está visto que me apaño perfectamente sin ti así que haz lo que quieras, solo que igual un día me harto de tanta tontería", oye, mano de santo!! Desde ese día se gestiona él solito sus actividades semanales (antes igual se le juntaban dos o tres partidos y todavía me decía "oye, me dejas ir a cenar con tal o con cual el sábado?" me dejas? como si fuera su madre!!!) y si tiene un partido ya procura ir alerta con tener mucho más lio...

Yo entiendo que le tiene "que dar el aire" pero a mi también! y yo llego del trabajo, cojo al niño en la escoleta y se acabó mi día!! me encanta estar con él pero no estaría mal que el papi demostrara un poco más de implicación!!

Por cierto, ánimo!!

mismellizosprematuros dijo...

Hola guapa!!
Hay que ver como te entiendo... perfectamente!! En casa tambien hemos pasado por lo mismo, y con los dos, que se ve que se tienen envidia y cuando uno pilla algo el otro en un par de dias tambien lo tiene... Y es agotador... Por que a ellos les da por vomitar todo lo que comen cuando tienen mocos, y hay veces que ya no se que hacer con ellos y con las sabanas... (porque ya no me quedan...)
Mucho animo!! Y a descansar el ratito que te deje!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...