domingo, 5 de junio de 2011

Experiencias papilliles

Aprovechando que costillo está ausente por un breve espacio de tiempo, y que tachenquín duerme plácidamente, una servidora planta el culo delante del ordenador (de nuevo) para plasmar sus experiencias con las papillas de frutas. 

Tachenquito tiene buen saque. O sea, como la madre. En algo se tenía que parecer a mi, y va a ser en el buen yantar. Se trisca unos platos que ni yo. Aunque no le molan mucho, y le entiendo, porque a mi tampoco. He probado el resultado de papillear media manzana, medio plátano, 3 de cereales y el zumo de una naranja, y lo siento, pero no me mola demasiado. Prefiero rechupetear las frutas enteras y por separado, y por lo que parece, Tachenquito también, pero como no tiene dientes, de momento se tendrá que fastidiar y comer papilla con tete. 

Podría probar a darle la papilla de frutas cocinada al vapor con la Babycook, pero algunas vitaminas se pierden, y otras propiedades de la fruta se convierten en azúcar, por lo que prefiero que se la coma fresca y crudita, aunque le guste menos, que cocinada al vapor. Para los días de excepción ya tendrá potitos. Y la Babycook la reservaremos para las verduras que tocarán el próximo mes (miedo me da) y las carnes que vendrán más adelante.

Lo que si he notado es que desde que ha empezado con las papillas de fruta, le cuesta más acabarse los biberones del resto del día. 

¿A alguna de vosotras le ha pasado?

3 comentarios:

lamamadeunabruja dijo...

Aunque no tenga dientes la fruta madura puede deshacerla perfectamente con las encías, yo recuerdo que el día que le daba plátano se lo machacaba sin mezclar y se lo comía bien, y la pera madura en trocitos pequeños lo deshacía ella.
A mí tampoco me gustan los purés...

Nereida dijo...

Yo no tengo narices a ocmerme un puré de frutas, qué cosa más mala! a Iván nunca le han gustado, y siempre se ha tomado la fruta al natural, como dice lamamadeunabruja el plátano maduro es muy blandito y no se va a atragantar, al igual que la pera de agua, por ejemplo. A nosotros así no nos fue mal, de hecho a Iván le encanta la fruta, yo creo que el haberla tomado siempre así, natural, ha ayudado. Y fue de dentición muy tardía, al año y medio tenía apenas 4 dientes y comía todo sólido, con las encías saben comer.

Anónimo dijo...

Con la bebé te contaré en unas semanas. Con la nena lo que más recuerdo es que la pegaba un subidón de actividad con el azucar de la fruta, que la niña flipaba en colores.

¿has probado a darle el plátano muy maduro machacado? ¿Y otro día la pera? las de conferencia maduran mucho y se ponen muy blanditas!!

Tita

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...