domingo, 29 de enero de 2012

Seguimos con la matronatación

Aquí seguimos, al pié del cañon. A pesar de tardes oscuras, frios, mocos, constipados, piernas sin depilar, y lloros del niño cuando vé la patatita amarilla. Pero ahí seguimos.

Anochece enseguida y da pereza. Hace frio, y en la piscina más. La cuota bien que la suben, puntualmente cada 1 de Enero, pero la temperatura del agua no. Y que no me digan que está a 30 grados y que es la adecuada, porque lo es para nadar, pero no para hacer aquababy.
También lidiamos con mocos y constipados que ocasionalmente nos fastidian la clase semanal, y alguna que otra pierna sin depilar que ha sido afeitada a doscientos por hora cuando el día de clase, antes de salir de casa, digo aquello de:
"¡¡Dios mio, y yo con estos pelos!!"
Pero no los de la cabeza, no.

Y también lidiamos con las pataletas del crio, al que no le gustan los tios con barba (el profe), las patatitas amarillas (o pajitas, o palitos, o como se llame a esas cosas largas como churros que flotan en el agua), ni que le pongan boca arriba haciendo el muerto.

Pero ahí seguimos. Entre otras cosas porque madre es cabezota, y porque además le gusta mucho el agua. A la madre. O sea. A mi. Y al niño también a pesar de algunos lloros, que cambián según la siesta que haya hecho.



Desde hace un tiempo me rondaba la idea de cambiar al niño de horario y pasarle a la clase siguiente, para que pueda dormir algo más de siesta. Pero de las tres clases que empezaron inicialmente (17.00 - 17.30 y 18.00) con sus cuatro o cinco niños en cada una, ya solo queda la clase de las 17, con solo dos nenes en el agua. El mio y el de otra mamá intrépida. Esperemos no solo que esta mamá no se borre, sino que se apunte alguna más, no sea cosa que nos suspendan la natación, y después de haber aguantado durante el invierno, cuando más jode, pues me sentaría muy mal.

Ayer mientras pagaba el mes, me decía la monitora que hacía muy bien en seguir, que le estaba haciendo mucho bien al niño. "No sabes cuanto bien le estás haciendo" por no se que motivos variós que no atendí a escuchar mientras intentaba guardar el dinero en la cartera y vigilaba que el crio se zampase sin atragantarse un trozo de bollo. Y la verdad es que me gustó que me lo dijera. No se si será verdad o mentira, pero me gusto que me digan que este rato de chapoteo sirve para algo más que para divertimento materno (y del hijo).

Que ya que estámos, que sirva para cosas varias. Que también hay días en los que me da pereza. No os penseis.

Así que puestos a buscar los beneficios de la matronatación que no fuí capaz de escuchar de la monitora, pues los busco yo en san Google, que para eso está:
  • Desarrollo psicomotor: El bebé que aún no camina encuentra en el agua la posibilidad de moverse tridimensionalmente, siendo mucho mayor la libertad y continuidad de movimientos. A muy temprana edad comienzan a tener nociones de desplazamiento y distancia de una gran riqueza y sensibilidad, lo que redundará en una mayor coordinación motriz.
  • Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio: La natación fortalece el corazón y los pulmones. Debido al trabajo respiratorio que se realiza en el agua se aumenta la eficiencia en la oxigenación y traslado de la sangre.
  • Ayuda al sistema inmunológico.
  • La práctica de la natación incrementa el apetito y mejora la movilidad intestinal.
  • Niños y bebés, incluso los más moviditos o hiperactivos, se relajan y duermen mejor tras disfrutar de unas horas en la piscina.
  • Aumenta el coeficiente intelectual: Está demostrado que los bebés que han hecho natación en los 2 primeros años de vida desarrollan una percepción mayor del mundo que los rodea, con lo que ya están aprendiendo a ser más creativos y observadores. El agua estimula la capacidad de juego del niño y este hecho repercutirá muy positivamente en aprendizajes futuros.
  • Mejora y fortalece la relación afectiva y cognitiva entre bebé-mamá-papá: La realización de un programa acuático para un bebé le llevará, junto con sus papás a compartir situaciones ricas y profundas que no sucederán de otra forma pues se van a juntar las reacciones innatas e instintivas del bebé con las propias vivencias que genera la práctica de la natación, que sin duda ayudaran al conocimiento mutuo, alimentando el amor y orgullo de mamá y papá.
  • Inicia la socialización sin traumas en un ambiente lúdico y recreativo: Desarrollándose como personas y su entorno de una forma natural. La convivencia en la piscina con otros niños le ayudarán a relacionarse mejor, además de que aprenderá a compartir y realizar actividades junto a otras personas. El niño adquiere mas confianza para comunicarse y desarrollarse en grupo, ya que estará en constante contacto con instructores y niños.
  • Desarrolla las habilidades vitales de supervivencia. Un ejemplo de ello es el aprender a girarse sobre su espalda y flotar ante una caída al agua.
  • Ayuda al bebé a relajarse.
  • Ayuda al bebé a sentirse más seguro.
Bueno, algunas me las creo y otras me parecen algo exageradas. Lo de que se relajan y se sienten más seguros, que se lo digan al mio cuando el profe le dice que toca ir a caballito agarrado al churrito amarillo. Jua jua. Las otras, pues esta por ver. Desde luego que un crio que vaya a matronatacion no va a tener más apego con su madre que otro niño que no vaya a matronatación por el simple hecho de ir. Serán otros factores los determinantes y no este, de igual manera que ocurrirá con el desarrollo psicomotor, el coeficiente intelectual y el sistema inmune.

Pero bueno, le seguiremos llevando, porque nos gusta, nos divierte (quitando lo del churro), empieza a hacer algo de actividad física, aprenderá a nadar (supongo), y porque me parece una oportunidad distinta de ver más mundo,y de relaccionarse dentro de sus limitaciones.

12 comentarios:

Jeza Bel dijo...

jejejeje, te leía y podía ser un post hecho por mí perfectamente. Nosotras también vamos una vez a la semana. A Vega la gusta, aunque depende de si ese día se ha echado la siesta bien, mal o regular. También pensé en cambiarla pero, en mi caso, si que hay bastantes niñ@s y ya los he cogido cariño!Así que nos quedamos en esa hora. La semana pasada no fuimos por culpa de un resfriado mierdero e inoportuno. Mañana nos toca, otra vez!!!

Y, oye si además de pasar un buen ratito, les hace bien y encima, ese día duermen tan agusto del ejercicio realizado, pues que viva la matronatación!!!

besotes

MamaEncantada dijo...

Nosotros tambien estamos ahí aguantando, en mi caso es más bien al contrario, al nene le encanta pero a mi me cuesta horrores, pero como le gusta tanto ahi vamos.

Con la temperatura del agua nos pasa lo mismo, siempre el mismo comentario "pues esta a 30 grados que es lo adecuado" Pues que revisen el termometro porque no esta ni a 20 vamos.

En fin, que ahi seguiremos pese a todo

florci dijo...

A mi me gustaría apuntar a mi peque a algo así, conmigo, para que pratique deporte desde chiquitito, no esperar al verano, donde vamos todos los dias a la playa, pero al final, siempre por una cosa o por otra acabamos por quedarnos en casa o saliendo a la calle y sé que es bueno para ellos, a ver, tengo que pensar como lo podria pagar.

En fin, nena, tu aguanta ahí como una campeona, que eso es buenisimo para los dos.

besis

Claripondia dijo...

Qué suerte! a mí me encantaría sacar algo de tiempo y dinero y empezar a llevar a la nena. Una pregunta (sin ánimo de ofender a nadie, solo por saber si soy la única madre que no puede con todo!), ¿también trabajáis? ¿Cómo os da tiempo a todo? Porque por más que corro entre el curro, recoger a la niña, llevarla un rato al parque y hacer algún recado (y no todos los días) ya llego a casa a la hora del baño (las 7 o 7,30 como muuuuy tarde, que si le retraso más la hora, luego está tan cansada que no quiere ni cenar).
En fin, a lo mejor cuando llegue la primavera, con el buen tiempo y más luz, consigo apuntarnos, jejeje. Un besazo

Frikimami dijo...

Pues nosotros somos autónomos, y con la que está cayendo, pues por suerte o por desgracia, no tenemos mucho trabajo. Así que aunque no tenemos un duro, tenemos algo más de tiempo del que tendríamos si trabajasemos en circunstancias normales. Pero como lo que estamos viviendo es una anormalidad que no fue ni superada por el crack del 29, pues asi estamos. Dineritos muy justos, de tiempo algo menos justos. Nos da para llevar al crio a matronatacion municipal con agua fria. A matronatación en gimnasios guays con agua caliente y cuota más alta no nos da.

Uma dijo...

me parece fenomenal!
yo quería pero la puñetera pereza, mi puñetero horario y todo eso lo limita un pelin!
Además en la pisci de mi barrio no hay clases, aunque lo puedes llevar por libre..pero ni churro ni circuito ni leches...
si me animo igual te pido ayuda para saber algun ejercicio... y qu no sea flotar solo con mami...
otra cosa? el asunto ducha/parafernalia posterior???
carro etc???
Eso tambien me tira patras!
Besos

Frikimami dijo...

Pues mira, el carro y todos los trastos se quedan en el vestuario. De momento ningun problema. El tema de la ducha es más dificil cuanto mas pequeño es el niño. Si no anda ni se aguanta de pie es un rollo, porque tienes que ducharlo en el suelo, que me da asco, o ducharlo en brazos, y es bastante complicado. Cuando se aguantan de pie, las cosas se simplifican bastante. Olvidate de ducharte tu como una persona. Eso de champuses olorosos, geles y suavizantes, dejalo en casa. Una fregoteada con el campu del crio y corriendo

Hiponessa dijo...

Yo llevo al mio desde que tiene 4 meses (entra con el papi, yo soy la nadadora suplente) y ha pasado de ser un "garbanzo en remojo" (palabras de su monitora) a ser un "terrorista acuático", al tio le encanta, nosotros vamos los sábados por la mañana a las 9.30 así que no tenemos el problema de las siestas mal dormidas (menos mal porque mi peque es lo menos rutinario del mundo para dormir, no podría ir ni la mitad de los días).

Tanto al papi como a mi nos encanta el deporte así que en cuanto tuvo edad apuntamos al peque a natación (para mi algo casi obligatorio viviendo en la isla) y en cuanto tenga 3 añitos para el basket que se va... y luego, pues según le guste o no ya veremos,

Ale, ánimo con el frio de la piscina!!

Coses de mami dijo...

Nosotros no vamos a natación, pero es una de las cosas de la lista de temas pendientes. A ver si nos animamos y empezamos algún día de estos.

Uma dijo...

gracias! ya te contaré!

APREAND dijo...

Que envidia mas sana me das maja!!!

Yo tb iba a apunatrme a matronatacion pero al final lo dejamos porque cerca de casa no habia ni un pu.. sitio, asi que para cuando empiece el calorcito por aqui, espero que sea en breve, apuntarla en natacion, ya veremos!!!

Tita dijo...

jajajajaja ¡me parto con todo eso que has encontrado! Es que lo ponen para todas las actividades...

Al final, como tú dices, lo importante son las razones por las que tú lo haces: os gusta y os divierte, y lo principal, es hacer algo juntos que os gusta, y encima puede aprender a nadar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...