viernes, 20 de enero de 2012

Cenamos judias verdes con pavo.

Tras oir que mi amiga super mamá le da a su hija judias verdes con jamón, y tras babear como el perro de Pavlov tras escucharle la receta, me pongo manos en la masa a replicar la receta y ver si pulga cojonera se lo cena o no. 

Para las que gusten de la receta de Judias salteadas con Pavo:

Se lavan y cortan pequeñitas las judias verdes y se hierven hasta que queden a nuestro gusto. En mi caso "al dente", pero las paso un poco más porque son para el crio, aunque luego yo también coma.
Una vez hervidas se escurren. Mientras tanto se dora un trocito de ajo picado en aceite, se añade una cebolla picada, un tomate picado, y se dora y se dora hasta que esta estupendo. Entonces se añade un trozo de fiambre de pavo cortado a taquitos, o jamón de york, se le pega un viaje, y despues se añaden las judias y se les pega otro viaje. Un poco de sal, y listo. Ricas ricas, oigan. 

Para los mayores, con pimienta y bacon están mas buenas. Pero también engordan más.

Para sorpresa y agrado mio, pulga cojonera se las zampa estupendamente, eso si, bien pequeñitas cortaditas, sobre todo los trozos de pavo. 

Mi niño esta pasando por todos los estadios calificativos posibles. Bebote, bebé, bebito, ñampazampa, zampabollos, tachenkin, y hoy "pulga cojonera", con todo el cariño del mundo, pero cojonera. Porque desde que se ha soltado a andar, no para, y por ende, nosotros tampoco. 
Los juguetes molones, nuevos, coloridos, y ruidosos que recibió por su cumpleaños y por Navidad, son muy molones, pero sólo si yo o alguien juega con el. Como no podemos estar jugando con el todo el dia, por suerte y por desgracia, intentamos que el juegue solito. Pero eso solo ocurre si le metes en el parque, y siempre tras un berrinche, porque por supuesto, es mas diver estar fuera que dentro del parque.

Si está fuera, y tu no estás jugando con el, el pasa de sus super juguetes, y decide que es más diver tocar todo lo que no se puede tocar. Y eso que hay muchas cosas tocables y permitidas. Pero el prefiere meterle los dedos al dvd, a los enchufes, tocar los botones (todos) de los radiadores térmicos, jugar con las puertas, meter los dedos entre las puertas, levantar tapas, subir escaleras, abrir cajones y cerrarlos, estirar de la aspiradora, retorcer los botones de lavavajillas, horno, y secadora, intentar abrir la tapa del lavavajillas, tirar tomates, cebollas, toallas, y todo lo que se ponga a su alcance. 

Así que yo parezco la reina del no. 



Todo el día, no, no, no, no, no y no, y Noooo, que NOOO qUe te He DICHo que NOOOO, cooooñoo. Que no se TOOOOCAAAAAAA mecagoenlaputamadrequetepario,oooostiaaaaa.

Mi paciencia tiene un límite, cariño. Lo siento. Soy una mamá imperfecta. Pero te hago judiiitas con pavo y tortillitas de espinacas con mucho cariño, muy ricas y sanas. Aunque se que por ello me dirás más adelante que soy una bruja y una torturadora. Tiempo al tiempo.

3 comentarios:

Jo dijo...

Hola diosa del NO! jajajaja... A veces a mi también me pasa lo mismo con mi peke. Le voy detrás todo el tiempo, y aunque no anda sola, gatea que se las pela y va de un sitio para otro intentando hacer cosas que no puede hacer.
En casa tenemos dos gatas y la comida de ellas está en la terraza, pero hay un cuenquito en la cocina. La peke no tiene otro sitio dónde meter la mano que no sea en el cuenco de la comida. Pero esta mañana me ha sorprendido, ya que antes d que le dijera yo que no, ella ha dicho mami no y... Ooohh!! sorpresa no lo ha tocado. Supongo que es más divertido para ellos intentar llegar hasta donde está el límite que jugar con los juguetes molones, nuevos y ruidosos ya que así super mamá no nos sigue a todos lados.
No te rindas en decir que no ha tiempo, pero que sea un no rotundo a las cosas que verdaderamente no quieres que haga y cámbiale el no por otra palabra o explicación de porqué no puede hacerlo. A mi me resulta más eficaz la otra opción.
Por lo de las comidas tienes un ñampazampa (pulga cojonera) de categoría y lo que me dicen todos a mi es: aprovecha que ahora come de todo que llegará un momento en que no querrá y luego es peor. Tiempo ganado jejejeje...!!! Pues yo le doy de todo lo que puede comer, y tengo que reconocer que a veces le doy cosas que en teoría no puede comer..., pero un trocito de algo no creo que le pueda hacer daño.
A mi manera de pensar deben ir probándolo todo poco a poco, ya que si lo piensas sólo pollo, ternera, pescado y verduritas no es mucha variedad, no?
Hasta la próxima publicación frikimami!

Yaneth dijo...

Me he sentido tan identificada con eso del NO!!. Y eso que intento contenerme y no decirlo a menudo y para cualquier cosa. Intento decir NO a lo importante pero es que ya me sale por sistema. Que horror!. Un Saludo! ;)

Tita dijo...

jajajajajaja
La bebé anda terremoto también...pero a cuatro patas. Miedo me da que se ponga a dos, y tenga las dos manos libres....

Yo con la mayor puse en los cajones de abajo de la cocina cosas que no eran peligrosas (trapos, utensilios no peligrosos etc) para que pudiera trastear un poco. Y en la parte baja de uno de los armarios también.

Jolín, es que siempre les gusta más lo normal, que sus juguetes!!!

Ahora a esta la ha dado por cerrar las puertas, y me tiene atacada frabricando topes para que no la pille en medio ni a ella ni a sus dedos!!!

Oye, qué rica la receta, se la voy a dar a probar...en próximas semanas!

Me acordé de ti el otro día, le di a probar de nuestra sopa, que tenía fideos, y bueno, no los escupió mucho, los va tolerando ¡es que es de puré finito finito la niña, sin un solo grumo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...