miércoles, 27 de julio de 2011

Nuestro primer dientecito

Justo cuando bebote ha cumplido sus siete deliciosos mesecitos, aparece por la mañana en la encía inferior una rayita blanca, en la que por la noche ya se puede tocar el borde de un dientecito nuevo.

Mi bebé se hace mayor. Ya con dientecitos. Va a estar hecho un amor. Estoy deseando que se le vea bien para pegarme un atracón de fotos de sonrisas.

Ayer, por primera vez en 7 meses, se despertó llorando a pleno pulmón a las dos de la mañana. No sabíamos a que se debía, y solo conseguimos calmarlo después de un rato de paseos y un biberón de leche. Por eso esta mañana se me ha ocurrido volver a revisarle la boca.

El berrinche puede deberse al diente, o a que por la noche fuimos a cenar a casa de los vecinos y trasteamos al crío más de lo normal. Ante la duda, y por si es de los dientes, le he colocado al niño un collar de ámbar que me regalaron. De esos que dicen que calman el dolor.

La verdad es que soy un poco escéptica, y eso que yo misma compré uno aprovechando que una amiga compraba uno para su niña. Y viendo que no es una persona sola la que me lo recomienda, aprovechando que lo tengo, a pesar de mi escepticismo y de lo poco que me gusta que el niño lleve cosas colgando, se lo hemos puesto.

¿Vosotras habéis probado estos collares?

9 comentarios:

Hiponessa dijo...

Hola Frikimami!

Bueno, voy a escribir lo que pienso yo de los collares de ámbar sin ánimo de ofender a nadie, ok? es únicamente mi opinión...

Yo no creo en absoluto en estas cosas, eso de entrada, por otro lado hasta donde se yo, de estos collares dicen que calman el dolor porque generan electromagnetismo y leyendo información de ellos parece que la mayoría son de un tipo de plástico sintético de aspecto similar al ámbar, es decir, que de electromagnetismo nada de nada. Por otro lado también leí en su día que hay comunidades en las que han prohibido su venta debido a que no hay nada que certifique su funcionamiento y ante el riesgo de asfixia.

Pues eso, que ahí te dejo mi opinión y espero que se le pase el dolorcillo del diente pronto!!!! EL mio tiene ahora 4 meses y comienza a morderse los puños y todo lo que pilla como si le fuera la vida en ello...

Un saludo!

Koki dijo...

No oí hablar de ellos en mi vida! Vaya cosas inventan!

Tita dijo...

¡Qué ilusión el diente! Yo pienso como Hiponessa en todo. Los bebés, y más a esta edad enredan mucho y el riesgo de asfixia es muy real.

Abrazos

Nereida dijo...

yo no había escuchado hablar de ese collar, si funciona me lo apunto!

Estos bebotes con los primeros dientecines están parac comérselos!

Frikimami dijo...

Pues al final se lo puse un dia por la tarde, y a la noche se lo tuve que quitar porque me daba angustia que durmiera con el.
Conclusion: como tengo dos, los he juntado y me he hecho una pulsera.

lamamadeunabruja dijo...

Así que esos collares amarillos que veo a tantos niños se supone que calman el dolor??? La primera noticia!
Pero bueno, no creo que funcionen para nada, además como dice hiponessa tienen una pinta de ser de plástico que no veas!

Lola Rovati dijo...

Hola Frikimami,

Hemos comentado esta entrada en nuestro repaso semanal de blogs de papás y mamás en Bebés y más.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Hola frikimami!

Pues la verdad es que a nuestra niña le va muy bien el collar de ambar. No sé si es coincidencia, pero a mis sobrinos también se lo pusieron y no se quejaron de dolor.

Hay mucha gente que cuando se lo ve dice, o piensa sin decir nada, mira que peligroso, le ha puesto un collar a la peke y a lo mejor se ahoga. Qué poca cabeza. Pues a ella le va muy bien y si es para su bien, se lo pongo y punto, San Seacabó. Saca más babotas y se moja, pero eso no es problema si no se queja de dolor de dientes.

Hay mucha gente que dice que no es ambar verdadero y que no genera el efecto que tendría que generar, pero sea o no de ambar verdadero, que la verdad a mi me da absolutamente igual, funciona y eso lo aseguro. Además creo que la longitud que tiene el collar es la idónea para que el riesgo de asfixia sea muy pequeño.

Si siempre pensamos en lo malo que puede pasar y no disfrutamos de lo bueno que no está pasando... creo que nunca daremos la libertad a nuestros peques a ser felices. Es una opinión muy personal.

Por casi diez euros que vale, a mi me ha compensado el invertilos para su bien, que gastarlos en chupetes de muchas y variadas marcas he comprado y no le han servido para nada, por que no le gustan.

Salu2!

Anónimo dijo...

Hola frikimami!

Pues la verdad es que a nuestra niña le va muy bien el collar de ambar. No sé si es coincidencia, pero a mis sobrinos también se lo pusieron y no se quejaron de dolor.

Hay mucha gente que cuando se lo ve dice, o piensa sin decir nada, mira que peligroso, le ha puesto un collar a la peke y a lo mejor se ahoga. Qué poca cabeza. Pues a ella le va muy bien y si es para su bien, se lo pongo y punto, San Seacabó. Saca más babotas y se moja, pero eso no es problema si no se queja de dolor de dientes.

Hay mucha gente que dice que no es ambar verdadero y que no genera el efecto que tendría que generar, pero sea o no de ambar verdadero, que la verdad a mi me da absolutamente igual, funciona y eso lo aseguro. Además creo que la longitud que tiene el collar es la idónea para que el riesgo de asfixia sea muy pequeño.

Si siempre pensamos en lo malo que puede pasar y no disfrutamos de lo bueno que no está pasando... creo que nunca daremos la libertad a nuestros peques a ser felices. Es una opinión muy personal.

Por casi diez euros que vale, a mi me ha compensado el invertilos para su bien, que gastarlos en chupetes de muchas y variadas marcas he comprado y no le han servido para nada, por que no le gustan.

Salu2!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...