miércoles, 16 de enero de 2013

Depués de una semana de mierda, llegó la calma

Hay que ver como cambian las cosas de una semana a otra.
La semana pasada estaba de los p%&$s nervios, con la férula puesta para no morder todo el día. La tienda cerrada 6 días por causas ajenas a mi,  una lesión de rodilla que terminó en cirugía artroscópica fechada para el próximo martes, y una madre que no me la merezco, me han dado una semana de lo más asquerosa.

Sobre la tienda me ahorro las explicaciones, pero la que sea autónoma y tenga una tienda podrá saber lo que se siente con el chiringo cerrado una semana.

La rodilla. No se si tildarlo de ineptitud o de falta de moral. Pero que un trauma me diagnostique hoffitis con tratamiento quirúrgico como primera y unica opción y además así de corriendo, y que una segunda opinión me diga que de cirugía nada porque no es necesaria, me hacen pensar que el primero preescribe cirugías artroscopicas como quien receta jarabes, o bien porque es un inepto, o porque es un caradura falto de ética que tiene ganas de hacer cirugías y ganar pastuki mientras los otros (en este caso yo) ponemos el cacho carne con el que practicar y asumimos los riesgos, que haberlos haylos. Y sino, miren la tele.

Ya van dos veces en menos de un año, en las que me quieren meter en quirófano de gratis, esto es, sin hacer falta. Con lo cual, la segunda opción, la de la falta de ética, es la que más me pesa. En la privada te abren aunque no haga falta, y en la pública no te abren ni aunque haga falta. Un término medio no estaría mal.

Mi madre. Que por lo visto razonar razona poco. Porque saber sabe, que para que ella vea al niño, se lo tengo que llevar yo. Que ella no viene. Y que para que ellos coman a su hora, al niño le saco de su siesta del medio dia a medio dormir, o directamente, ni la hace, y eso también lo sabe. Y la que tenga hijos y los haya criado sabrá que suele pasar cuando al crio le jorobas la siesta.  Con lo que llegamos a su casa el domingo, después de una semana de mierda, ahí donde los libros de las estanterías parecen estar alineados con una regla, donde las frutas se ordenan en el frutero con todos los rabos para dentro, y donde las toallas son dobladas y colocadas en sus estanterias con absoluta perfección. Y se pretende que el niño, ya de por si movido, que no ha dormido, esté sentado en la trona mientras los adultos comen el primero, hablan, comen el segundo, hablan, y toman el postre y el cafe.

¡¡Los cojones!!

El niño no dormido y ya comido dice que en la mesa se aburre y monta un pollo para bajar después de aguantar un rato. Yo entiendo que a un crio de dos años no le puedes pedir que se aguante una comida de mayores sentado en la trona. Mi madre entiende que si, y que se tiene que aguantar sin rechistar. Aunque el no coma. Aunque no haya hecho su siesta.

Bajo al crio al suelo y automáticamente se va a descubrir mundo. La cara de horror de mi madre al ver que el niño desordenaba sus putos libros de mierda, que no son incunables, alineados casi con regla porque no tiene nada mejor que hacer en todo el día, fué, literalmente, repugnante.

Su comentario, como colofón final a una semana digna de olvidar: el crio hace lo que le da la gana, si no le das caña se te va a subir a la chepa, a ver si le das de vez en cuando.

Digno de olvidar, de verdad. Casi reviento en llanto en la mesa.

Aún sabiendo que no tenía razón, salí de allí sintiéndome como una inútil maleducadora.

Ahora he dejado de sentirme así, aunque me acabo de comprar un par de libros sobre niños y educación.

Y lo de ir a comer cada domingo, ahora será domingo si domingo no, y con pocas ganas, la verdad.


7 comentarios:

lamamá demirubio dijo...

Pues vaya con tu madre! Es como mi suegra, que cree que si nosotros comemos, el peque tiene que estar sentadito mirándonos y sin rechistar, y si rechista, que se calle. Ufff... Y el mío tiene una año recién cumplido, esta aprendiendo a andar y no se está quieto jamás! En fin... A ir espaciando las visitas! Animo para todo lo que tienes encima!!

CoSeS De MaMi dijo...

Si no fueras una buena madre, no te preocuparías de nada de lo del crío.

Si eres una gran madre, con sus equiocaciones, como todas y sus aciertos, como todas también. No por eso te tienes que sentir como una mierda. Me alegro que al menos esta semana vaya mejor.

Besotes!

CoSeS De MaMi dijo...

Mira este enlace si quieres. A lo mejor te ayuda.

http://mujer.terra.es/muj/articulo/html/mu29557.htm

Tita dijo...

Te mando un abrazo apretao extra por esa semana de mierda que ya se fue!!!!

Muaccccccccccccccccc!!!!

Maria MiPequeñoKoala dijo...

Hola! Te leo hace bastante aunque he comentado pocas veces. Primero muchisimo animo con la rodilla, tienes toda la razón en cuanto que encontrar un punto medio con lo de las cirugias ayudaria bastante a que no nos sintieramos gilipollas. En relación a lo que pasó en casa de tus padres el domingo, te entiendo perfectamente y me voy a permitir darte un "consejo" en relación a ello, no dejes que los demás te creen obligaciones o compromisos que para ti no aportan nada, si no os apetece ir a comer no vayais, si tus padres quieren ver al niño que ellos tambien se muevan, podriais proponerles que cada 15 días comais o tomeis el apetritvo (asi el peque no perderia su siesta) una vez en cada casa o en un sitio neutral, un bar que tenga terraza y esté cerca de un parque para que el peque mientras esté jugando o algo así. Esos dosmingos no te los va a devolver nadie y por lo que cuentas tu madre ni siquiera valora ese esfuerzo, pues mira que ella tambien ponga de su parte y si quiere ver a su nieto que se mueva. Te lo digo por experiencia corazon, espero que no te haya molestado, yo me quite un peso de encima cuando dejé de pasarme los fines de semana como "puta por rstrojo" de una casa a otra para que vieran a la niña. Un besazo

Holandesa Errante dijo...

Te vas a equivocar como se equivocan la mayoría de los padres, pero creo que le das lo más importante a tu tachenkin: amor y estar pendiente de lo que él necesita hacer (no sólo lo que tu quieres que haga)

Creo que tu madre quiere que hagas con el nano, lo que la mia ha intentado conmigo sin suerte alguna: que sea una persona diferente a quien es... con el agravante de que aun es un niño y hay cosas que no se pueden pedir.

Para mi eres una superfrikimami :*

Marie dijo...

Me acabo de dar cuenta de que llevo casi dos años leyéndote y todavía no te he dicho lo enganchada que estoy a tu blog (es que me da vergüenza escribir....). Me alegro de que esa semana mala haya pasado. Esas cosillas nos pasan a todas las mamis. bss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...