sábado, 9 de octubre de 2010

Mierda de televisión. Los cuernos de la Esteban por partida doble.

A esto hemos llegado, y si esto es un reflejo del nivel socio-cultural del país, o como se quiera llamarlo, apañados estamos.
Ayer por la noche después de cenar, me siento en el sofa, agarro el mando a distancia y tras hacer un zapeo descubro horrorizada que en dos de las cadenas de televisión más importantes del país, se habla de lo mismo. De los cuernos del marido a la Belén Esteban.
Repito. Viernes noche, Telecinco y Antena3 con el mismo tipo de programa basura hablando a la vez de lo mismo.
Me quedé a cuadros.
Si eso está ahí, es porque la audiencia lo pide. Sino hay audiencia, no se vende, y si no se vende, no sale.
Increíble. ¿Qué tipo de país tenemos en el que dos de las cadenas más importantes, emiten a la vez la misma bazofia de programa? De verdad le importan a alguien los cuernos de la Esteban?
Y por mucho que alguien me venga con el cuento de que después de una semana trabajando, el viernes me apetece ver en la tele un programa chorra para relajarme y no pensar en nada, no me lo creo. Lo siento. Yo después de una semana trabajando, me siento delante de la tele, y lo último que me apetece es tragarme un progama de ese tipo. Porque me importa una mierda el espectáculo que dan cuatro tertulianos o periodistas hablando (o gritando como energúmenos) sobre la vida de quien sea. Y a parte de eso, porque me saca de quicio y me pone de los nervios.
Un par de zapeos más para ver que en el resto de canales habia realities infumables, el callejeros de los huevos que ya cansa, y un par de películas españolas del tiempo de Franco que no hay quien vea.
Solución: apagar la tele.
Es más, si por mi fuera, ahora mismo subastaría la tele en ebay. Pero a mi pariento le encanta como elemento soporífero.
A mi me quita el sueño.
Y me quitará el sueño tener que estar pendiente de que hay en la tele, y qué ve mi hijo.
Cuando yo era cría, por la tarde habia dibujos animados. Ahora hay basura. Y no me apetece que mi hijo vea que una rubia de bote con la nariz fundida, con un nivel educativo cero, trabajando (por decir algo) de tertuliana en un programa de tele-mierda contando sus vergüenzas, gana más dinero que un médico que salva vidas.
Somos asi de lamentables.
Me da vergüenza y pena.

2 comentarios:

Mo dijo...

eres una de las personas que pertenecen al grupo minoritario, casi en extinción diría yo, que odian la telebasura.
En estos momentos de tanto cambio en mi ser y de tanto sentimiento (o falta de él) no hay nada que me repatee más que oir hablar de la pánfila esa. Y lo que más vergüenza me da y que demuestra, como bien dices, el nivel cultural mayoritario es que encima tengan las santas gonadas de llamarla "la princesa del pueblo". Yo la llamaría "la rana del pueblo".
Y es que no es solo ella y los mil programas similares al que ella acude como "verdulera" sino los muchos de tipo "gran hermano", de niños maleducados, de mujeres pijas-ricas-bobasrematadas, etc.
Solución: ventilarse libros, tener una buena selección de películas, hacer puzzles...
Aish.... donde vamos a llegar si ya media Europa se rie de los españoles y su inteligencia.

Barriguilla dijo...

Si. Además es curioso. Cuanta más crisis, más programa de mierda. Se han puesto de moda los programas de mega pijas hiper botoxizadas mostrando lo bien que viven y cuanto gastan. Otros donde se muestran mansiones de lujo que ni en nuestros mejores sueños. Otros que muestran todo lo contrario, callejeros debajo un puente y similares, y mogollón de realities. En resumen, un monton de programas baratos. Gente que por salir en la tele, lo hace gratis. Lo que me sorprende es que haya quien quiera verlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...