martes, 1 de octubre de 2013

Todo es complicado

Querido bebote.

Hemos tenido un inicio de curso tan  complicado que ni siquiera tienes foto de tu primer día de cole. Andamos de huelgas por un tema largo en el que no voy a entrar ahora, así que vas al cole, pero a jugar al patio, porque no hay clases.

Supongo que los inicios para ti han sido buenos. No lo has pasado mal, sino todo lo contrario. Te lo pasas bomba, mucho mejor que en casa, y hoy has empezado el comedor. Has salido apestando a sopa de pescado. Me han dicho que has comido bien, aunque no se cuanta sopa habrá llegado a tu boca y cuanta se habrá quedado en tu camiseta.
Por tu cara y lo que me han dicho, creo que has comido bien, aunque eres de buen comer, y al menos en eso no tenemos problemas.

Con los dormires y los obedeceres es otra historia.

Has salido terco como una mula, y tu abuela paterna, que ya está curtida en estas tareas, dice que como tú, no ha visto ninguno.
Yo espero que esto sean cosas de la edad, y pasajero pronto, porque sino tu padre y yo no se que haremos. A veces pienso que si es porque lo estamos haciendo fatal, otras que tu eres así y que son cosas de la edad, y luego te suavizaras un poco.

Estás pegón y contestón, y da igual las veces que te digamos que no a algo, tu dale que dale. Hay días en los que todo es una lucha. No te quieres poner los zapatos, ni los pantalones, ni los calzoncillos, ni la camiseta, ni peinar, ni lavar los dientes, ni bajar las escaleras, ni subir al cole. Hay días en los que cuando te dejo en el cole ya estoy rota, y con aspecto de que me acabara de pasar un camión por encima.

Hay días en los que te da igual lo que te digamos, que tu en tus trece de hacer lo que te venga en gana. Y ahi ando yo detrás, con complejo ya de sargento.

Y para dormir llega la traca final. Cuando ya estamos reventados y deseando que te vayas a dormir para descansar un poco, llega el remate. El no me quiero ir a dormir, la pataleta, la bronca, los lloros y los gritos. Supongo que cuando leas esto ya sabrás que debo estar en el grupo de las mamás gritonas.

Estamos por sacar a Estivill. Pero a un pelo. Y si no fuera por tu padre, yo ya lo habría sacado.

En fin, espero que esto sean cosas de la edad y con los tres años te calmes un poco, porque sino, y sintiendolo mucho, creo que te quedarás hijo único. 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay Frikimami como te entiendo! Mi bebote tiene dos meses menos que el tuyo y como me identifico con tooodo lo que cuentas...!
Te leo desde cuando estábamos las dos embarazadas y me dió mucha pena que abandonaras el blog. Y ahora cuando has vuelto me encanta volverte a leer de nuevo, que bien lo cuentas todo.
Un beso desde Valencia, guapa.

Bea - Nanita Nana dijo...

Aiiii!!! Cómo me suena!! Pablo está igual... Protestando, todo que no, poniendo a prueba constantemente... imagino que es cosa de la edad, aunque no sé si eso me consuela, porque creo que cada vez será más complicado.
Hasta ahora eran bebés y nosotros opinábamos por ellos. Ahora ya son personitas que saben lo que quieren y se imponen.

Frikimami dijo...

Gracias, me alegra saber que no soy la unica que anda asi. Esperemos que sea pasajero..... animo a todas

Anónimo dijo...

Hola....
Yo te animo a usar estivill... No es tan cruel como lo cuentan y tu bebote ya es grande, asi q lo entendera rapido!
A mi me ha ido muy bien, eran mas pequenos y fue bastante facil... Si hubiese sidp dificil no se como hubiesemos reaccionado... Pero ppr probar.... Besos

Anónimo dijo...

Hola de nuevo, soy la anónima del primer mesaje!

No, Estivill no por favor, es tremendo que alguien lo recomiende...

Ya verás como a los 3 años irá durmiendo mejor. Mientras, que hay de malo en dormir juntos? Cuando sea mayor va a querer dormir con su madre? ...Disfruta de esta etapa, porque pasará más rápido de lo que crees.

Los niños necesitan mucho amor, no castigos ni métodos agresivos, ...al igual que los mayores.

Anónimo dijo...

dejar llorar a un niño es cruel... aunque el tio haya vendido millones de libros es una crueldad.
Mamá, no me dejes llorar

Mamá, cuando lloro, lo paso mal,
me duele el corazón,
me siento solo,
me siento triste,
necesito tu consuelo,
necesito tu comprensión
necesito tu cariño,
necesito tu Amor.

Mamá, no me dejes llorar,
lloro porque tengo una razón,
lloro porque tengo miedo,
lloro porque no comprendo algunas cosas,
lloro porque siento frustración,
lloro porque necesito que me apoyes,
lloro porque necesito que me abraces,
lloro porque necesito que me quieras,
lloro porque necesito tu Amor.

Mamá, no me dejes llorar,
dame tu consuelo,
dame tu cariño,
dame tu respeto,
dame tu Amor.

Si querías que naciera,
¿por qué dejarme llorar?
Si dices amarme,
¿por qué dejarme sufrir?

Mamá, no me dejes llorar,
llorar me hace daño,
llorar me causa dolor,
llorar me daña el corazón,
llorar me aparta de tu Amor.

Mamá, no me dejes llorar,
sólo,
ponte en mi lugar.

Si estás triste,
¿te ayuda el consuelo?
Si te duele algo,
¿te alivian los abrazos?
Si te sientes frustrada,
¿necesitas comprensión?
Si estás sola,
¿necesitas Amor?

Mamá, no me dejes llorar,
dame tu consuelo,
dame tu cariño,
dame tu respeto,
dame tu Amor.

Elena Mayorga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...