jueves, 24 de octubre de 2013

Marirunner sigue dandole a la zapatilla.

Hace cosa de un año decidí comprarme unas zapatillas para correr de esas de 80 eurazos. Me sale más barato eso que ir al gimnasio y cascar 50 euros al mes para acabar no yendo. Si dejo de correr dos meses, no me entra congoja. Si pago 50 euros al mes en el gimnasio y acabo por no ir, entonces si que me sabe mal.
Y no es que no vaya por falta de ganas, sino por falta de tiempo. Porque resulta que a una le gusta la zumba, el spinning y el baile deportivo. Pero resulta que la zumba y el spinning lo hacen a horas no aptas para madres currelas con hijos como yo. Y el baile deportivo necesita de un tio que esté por la labor. Y mi ex pareja de baile no está por la labor.
Así que un día tuve que meter mis preciosos zapatos de baile deportivo en el trastero, con sus protectores de tacones y los vestidos de competición (siii, categoria E, valeeee), y esas cosas tan guays, y cambiarlo por unas zapatillas de tio y unas camisetas feas.
Si.... se que hay camisetas bonitas y mallas guapas, pero a Marirunner Vivalalorza, según que mallas se le pegan demasiado al cuerpo. Y no es lo mismo una morcillita embutida en un vestido de competicion con escote, tacones alarga piernas y maquillaje tipo puerta, que una morcillita en mallas, unas deportivas que no alargan la pierna para nada, y cara de meduelenhastalaspestañas.

Con mis menos y mis más aqui sigo. Lo dejé dos meses en verano porque en Mallorca en Agosto y Septiembre con la humedad y el calor que hace no hay quien salga a la calle. O será que a mi no me gusta tanto correr como para eso.
Además tuve un percance en un pié que me tuvo un mes coja, lo que me hizo decidirme por volver a la piscina, que tengo abono familar, y que deja los pies nuevos tras golpes, torceduras y demás accidentes de rodilla para abajo.
Recuperada del pie, y habiendo encontrado una marirunner que tiene a bien venir a correr conmigo, hemos recomenzado juntas, y muy contentas. Ya que es mejor correr 3 kilometros acompañada que 7 sola.
Así que estrenamos plan de entreno juntas, mientras lo compagino con la natación.

Mi objetivo es repetir San Silvestre, el año pasado me estrené, y acabar un poco mas ligera que el año

Mi blog se resiente, ya que entre natacion y correr tengo liadas 5 noches a la semana, pero mi salud mental y mi culo lo agradecen infinitamente. Aunque el día después del que toquen zancadas no pueda ni sentarme.

3 comentarios:

Alejandra BrazosyAbrazos dijo...

Ains que me gustaría animarme a correr pero es superior a mis fuerzas, me puede la pereza infinita. El gimnasio me apetece por el zumba y todo eso, pero lo que tú dices, horario totalmente incompatible. Bien podría subirme los 9 pisos hasta mi casa por las escaleras, que eso pone el culo duro fijo jajaja.

mis mellizos prematuros y uno mas dijo...

Guapa!! QUe fuerza de voluntad!! Yo cuando acabo con los peques no me puedo ni mover y en lo unico que pienso es en cenar y en aplastar mi oreja contra la almohada!! Un beso

Frikimami dijo...

Si pero tu tienes 3. Yo con tres te aseguro que ni me levantaba de la cama por la mañana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...