jueves, 8 de agosto de 2013

¿Qué fue de la chica cosmo?

Hace años, si. Años.

Cuando yo hacia B.U.P. Si. Eso que ya no existe.
(madre mia que vieja me hago... años.. bups que no existen... y suma y sigue y lo que te rondaré morena)
Bueno, pues eso.
Cuando yo hacia BUP y era una chica feliz, e ingenua, con la felicidad esa que da la ignorancia (bendita ella), yo era asidua lectora de la cosmo, que me costaba una pasta al mes, pero que traia muestras de colonias caras que me encantaban y me frotaba y olia hasta gastarlas. Y hablaba de si habia que tener compresas en el cajón de la mega oficina de puta madre en la que trabajaba toda chica cosmo, y hacia reportajes calenturientos de posturitas cosmosutras y demás cosas para hacer con esos novios guapos que todas tenian y que yo leia con ansía. Porque por aquel entonces, solo las leia.
Bueno, y ahora casi que también. Que a buen entendedor...

El caso es que yo compraba la cosmo y olia colonias y leia reportajes calenturientos y soñaba con uno de esos trabajos guays de chica independiente con tacones, falda corta y piernas largas. De carrera de exito, polvos frecuentes y melena al viento y esas cosas a las que te inducen las revistas chachis y sus anuncios de perfumes de tios buenos. David Gandy me pierdes...

Después de muchos años (viejuna again) de no haber comprado la cosmo, ayer llegó una a mis manos que habia comprado mi suegra porque mi sobrina pequeña se la habia pedido. Bendita y feliz inocente. El ciclo se repite. Y yo pensaba que el target de edad de las lectoras cosmo era un poco más elevado, pero parece ser que no.

Y ya no traia muestras de colonias, aunque seguia con los reportajes calenturientos, mucha moda (¿tanta?), así apretujada, de esa que no puedes ni mirar, y páginas y más páginas de publicidad.

Ni rastro de lo que yo leia. O creia leer.
Me ojeé la revista creo que en medio minuto y me quedé con cara de "ha pasado mucho tiempo y yo ni me he enterado, pero esto ya no mola"

Igual ha cambiado la revista, pero supongo que la que más ha cambiado he sido yo.

No soy chica cosmo. Que se le va a hacer. No llevo trajes de chaqueta, ni ropa de marca. No trabajo en una oficina atiborrada de gente, de tios y tias buenas, ni llevo la colonia del Gandy, ni guardo tampax ni compresas en la oficina. No pego polvos salvajes, ni salgo de marcha a sitios guays a tomar cócteles con aceituna. Ni tengo bolsos modernos, en los que llevo maquillaje caro y accesorios cool.

Creo que me quedé en una chica Lecturas.  Sin desmerecer, por supuesto. Peor sería ser chica QMD.

Llevo ropa de C&A y algo de Cortefiel. Trabajo en una oficina en la que puedo tener los tampax encima de la mesa y a nadie le importa. No pego polvos salvajes. Y eso si que me gustaria. Pero 14 años de matrimonio y un hijo de dos, pesan bastante sobre los polvos salvajes, dejandolos reducidos a un aqui te pillo aqui te mato cuando te queda tiempo y da gracias. No tomo cócteles guays con aceituna en locales de moda. Y mi bolso no es de esos que llevan las it girls como la Echevarría. Una mochila curiosa de kipling llena de trastos, llaves, kleenes, y juguetes del crio. El esmalte de uñas transparente por aquello de que no se note si se salta y no hay tiempo para repintar.

No se donde quedaron los sueños de aquella chica cosmo. Por alguna parte entre curro y curro. Ya no lo recuerdo.

Y el caso es que me da igual. Ahora los veo un poco frívolos.

Casi que me quedo con las risotadas del crio en la piscina, diciendome que esta muy guay la piscina, que le gusta mucho y que me estima molt mientras me pega besos de vaca y se agarra del escote de mi bañador hasta hacermelo llegar al ombligo.




5 comentarios:

Babieca dijo...

Me encanta, pero es que me encanta. Muchísimos besos y tenía ganas de saber cómo iban las cosas :)))

Babieca dijo...

Me encanta, pero es que me encanta. Tenía muchas ganas de saber de ti. Besitos :))))

CoSeS De MaMi dijo...

Jajajaaaa Lo del cóctel con aceituna lo arreglamos pronto las tres una noche de estas, ok!

Los polvos salvajes pues no te los arreglaré yo, pero endosa al niño unas horitas a la tita Min, mientras os vais a polvear salvajemente, juas, juas... seguro que los pekes se lo pasarán muy bien juntos mientras tu también disfrutas jajajaaaaaa.....

Besazos (salvajes jijijijiiii....)

Tita dijo...

jajajajajaja lo del bikini me suena!!!

Agarrada con las manos de la parte de arriba, con los pies bajándome la parte de abajo

¡Todo glamour!

Eso sí, nena, a los polvos salvajes no hay que renunciar ¡nunca! aunque sólo caiga uno al año, pero hay que buscarlo y esperarle detrás de la puerta!!! (y el niño con la agüela, claro)

Vanesa Balboa dijo...

Yo también he sido chicaquecompraCosmo, y me han hecho mucha gracia las sensaciones de lectora que describes...
Ahora ciertamente no le encuentro nada especial pero es bonito recordar aquella época donde una pensaba que podría trabajar con tacones de 15 cm de Jimmy Choo, bolsos de Prada, un novio en cada ciudad y pelo de peluquería a diario....que lejos queda todo aquello tan irreal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...