martes, 14 de febrero de 2012

Feliz San Calentín

El día de San Calentín. Así llamaba al 14 de Febrero mi profe de religión por aquellos años en los que una servidora iba a un cole de curas.

Iba a decir que de poco me ha servido el cole de curas y la educación santa, católica y apostólica, ya que vivo descolgada de la Iglesia y además, en pecado desde hace muchos años. De poco me ha servido. O no. Porque aunque no comulgue con muchas de las cosas de la iglesia, ni me haya casado, y viva en pecado, creo ser buena gente. O al menos algo más que mucha viejuna de abrigo de pieles que va a misa el domingo a poner a caldo al personal. Pero eso da para otro post bien distinto a este. Que me voy por las ramas. Y eso que tengo tanto frio que no puedo casi ni escribir. 

Nosotros nunca hemos sido de celebrar San Calentín, a excepción de cuando "festejabamos" que dicen por aqui mis mallorquines queridos al "estar saliendo". Sobre todo por mi, por aquello de "ahora que tengo novio, YO también lo celebro".

Después, pasado el furor del principio, cuando hormonas y calores vuelven a sus niveles normales, pasas de la fiesta, porque posiblemente sea invento del Corte Inglés, o del demonio. Así que durante los últimos años no hemos hecho absolutamente nada de especial salvo un besito y poco más. 

Este año, a pesar de la crisis, de la que nos está cayendo, y de lo mulo que es (a veces) mi santo, debajo del plato de las tostadas del desayuno, había un regalito para mi. Un regalito pequeñito, pero muy apreciado por lo que supone. Una pulserita sencillita y pequeñita, y espero que también baratita, que no estamos para muchos estipendios.

El rico detalle de quien no acostumbra a darlos sabe más bueno que aquellos que se dan en demasía, aunque tampoco hay que ser roñas en las demostraciones afectivas (por si me estas leyendo, no te acomodes)

Después, aprovechando un cambio de pañal, hemos terminado jugando en la cama los cuatro (padres, niño y perro). Contemplaba la escena de padre niño y perro en la cama, y me ha hecho sentir muy feliz de tener a mi lado a una persona tan buena como mi ¿marido? que me ha dado a un niño tan estupendo y simpático (lo de simpático es gracias a mi :P ). Esta escena me ha recordado una vez más lo afortunada que soy y la suerte que tengo. Y esto, sin duda, ha sido mi mejor regalo de San Calentín. 


11 comentarios:

Opiniones incorrectas dijo...

El amor y la familia que tenéis es lo importante y no casarse ó ir a misa ;)

Yo también fui a un cole católico y soy atea, pero igualmente me creó bastante buena persona :P

Tita dijo...

Desde luego, que no hay nada mejor que lo que cuentas. Saber verlo y apreciarlo, es un regalo también.

Uma dijo...

amen!

sin más palabras dijo...

Que gran verdad es esa, y con que poco nos conformamos (algunos). A mi San Calentin me ha sorprendido con un ramo de flores digital y que ilusion me ha hecho. Las maltrechas economias ( algunas) no estan para 35 euracos por una docena se rosas. El detalle es lo que cuenta.

sin más palabras dijo...

Perdon por los no-acentos pero cuando escribo desde el movil me los como todos... pero estoy en ello... prometo aprender a usar correctamente el texto predictivo ;-)

CoSeS De MaMi dijo...

Si son las pequeñas cosas las que nos hacen realmente felices.
Enhorabuena por tener la familia que tienes!

Frikimami dijo...

Atea... yo a veces caigo en el ateismo. Pero luego prefiero pensar que hay algo más. Supongo que es más digerible para mi que pensar que cuando esto se acaba, se acabó. Lástima. Como dijo no se quien, lamento no haber sido bendecida con el don de la fe.

Un ramo de flores digital. No sabia que eso existiera, pero habrá que mirarlo. Siempre me ha parecido triste gastarse 35 euros en unas flores que en 2 días están tristisimamente chuchurrias.

Y de los no acentos, ni hablemos, que por el güasap yo doy miedor

Coses de Mami. Ya nos ves, y de cerca. Los dos tenemos cosas malas, pero el promedio creo que sale muy bien. Y aunque haya dias que le daría de clotetjades, son solo eso, dias.

Sesi dijo...

No se porque, precisamente las que hemos ido a un colegio de monjas son siempre las que mas reniegan de la religión jajajaja será que ya tuvimos suficiente!!

Nosotros hemos celebrado San Valentín sin gastarnos un pavo. Nos hemos dedicado mutuamente unas palabras de amor, hemos cenado juntos en casa, nos hemos hecho mimos.... Con eso tengo suficiente :)

Vanessa dijo...

Seguro que el mejor momento de este día ha sido cuando estabais los cuatro en ela cama.... si es que no hace falta máaaaas; yo ahora mismo me llena de felicidad estar juntos riendo!! Por cierto: lo de la pulsera... puuuues es un punto mas a favor del maridin, nunca viene mal un regalo !! ja,ja

Jeza Bel dijo...

Ohhh...qué bonito!!!

jajjaa, al principio había leído San Calcetín!!!

Pues es verdad, el mejor regalo ya lo tienes y encima es pa´toa la vida, así que, menudo regalazo!!

Muuak

Nereida dijo...

Pues a mí la estampa en la cama todos juntos también me parece el mejor regalo del mundo, esa felicidad no se paga con dinero.
Aquí otra atea post colegio católico que también se considera buena persona, con todos los defectos del mundo jajaja. Unbesote.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...