lunes, 6 de febrero de 2012

Cuando tenga hijos nunca los llevaré a Tontothlón ni a Currufú. Jua juas juaaas.

BocAAAAAA                  zzzzzAAAAAAAAAAAS!!!

Cuando no era madre, cuando no tenia las tetas chuchurrias, ni la barriga rajada, ni el culo mas gordo, ni ojeras, ni telarañas en la cartera, miraba a los padres con hijos jugando a la pelota (tocandome las pelotas) en Tontohlon, con cara de "tutastonto"

No entendia porque iban a los centros del consumismo más exacerbado junto con sus insoportables retoños a ponerles los dientes largos. A enseñarles balones multicolor diciendo "cójeme, cójeme", carteles colgantes que dicen "tiramé, tiramé", objetos en estanterías que dicen "desordééééname", chocolatinas, huevos kinder, piruletas, patatillas y demás guarreridas y productos hiper calóricos y mega azucarados colocados estratégicamente. Esto es, a la altura de los enanos.

Luego veía a los enanos jugando al fútbol entre las estanterías del tontothlon, a enanos llorando porque no les han comprado lo que ellos querían, a más enanos llorando porque no les cae la chocolatina del expositor situado frente a la caja donde justamente hay una cola de cojones y tu niño tiene tiempo hasta de leerse las traseras de las etiquetas!!!! MAMONES!!!  LO HACEIS A POSTA!!!

Y no lo entendía. ¿Por qué estos tontorrones irán con sus hijos al cuffufú y al Tontolón? Para que los niños lloren y pidan lo que no pueden tener?? Y luego se extrañan de que el niño monte la del pulpo?? Yo no lo haré. Yo no lo llevaré. A mi no me montará la pataleta. Noooooooooo.




Pero resulta, que cuando tienes hijos, las tetas chuchurrías, la barriga hecha un cisco, el culo gordo, las ojeras por los suelos, y telarañas varias en la cartera, te das cuenta (entre otras muchas cosas) de que ir a un centro comercial  un día asqueroso y frio en el que no se puede salir, ni ir al parque, ni hacer nada, es una alternativa cojonuda a intentar tener al crio entretenido en entre la comida y la cena. Que son muchas horas y se pueden hacer muy largas, y más cuando una vive en un minipiso como el de la ministra Trujillo (Nótese modo Ironic On) situado en una zona turística que en invierno está literalmente muerta.

Asi que te metes en el coche, con el crio y el pariento, a la caza de unos pantalones de running, que ya que estamos, aprovechamos el viaje. Y cuando estas en el tontothlón te ves como la madre con el hijo tocabuebos de los que renegabas hace dos años. Tu, y tu culo gordo, andando a trompicones detrás de un bebé de 13 meses que corre espatarrao con una pelota en las manos.

¡¡Y no se la quites!! ¡¡Cuidado!!

Y cuando estas en al faena dices, "Taté, esto era lo que yo decia que no haría".

Repetimos:




Leccion número nomeacuerdo del temario "cuando seas mamá te vas a enterar":

Los centros comerciales serán tu salvación en las mierdatardes jodidas de invierno. La pataleta (que está por venir) en la línea de caja, frente a la estantería de guarreridas varias, será el precio a pagar por el rato ocioso.
Truco de la semana: Si tienes huevos de llevar al enano andando por el centro, aunque para ello te le tengas que esposar a la muñeca, te asegura una dormida rápida y placentera.

Los artículos irresistiblemente bonitos del centro comercial, vease pelóta, que no hay quien le quite de las manos so pena de llantina intensa, pierden automáticamente su interes en cuanto el crio entra por la puerta de casa.

El perro, contentisimo con su pelota nueva. El crio, ni caso.

4 comentarios:

Eviki dijo...

jajaja tienes toda la razón del mundo mundial jajajaja muchas veces nos tenemos que tragar las palabras porque hasta que no lo sufres en tus carnes no te das cuenta jajaa besitos¡¡

mismellizosprematuros dijo...

Que verdad mas grande... Cuantas cosas habremos dicho que no ibamos hacer antes de ser madres y poco a poco las hemos ido haciendo... Como tu dices porque no te callas...

Maria dijo...

Jaajjajjaja jajajaj totalmente de acuerdo!!!! Jajajaja yo lo intento evitar a toda costa pero alguna vez lo he hecho y me arrepiento desde el momento uno que entro por la puerta! este miercoles voy con mi madre a por unos muebles para su piso nuevo, la peque se va con su padre al parque jajajajaja Un besazo

Vanessa dijo...

ja,ja de ahí el dicho: cuando seas madre/padre comerás huevos!! Muy bueno, lo confieso yo hice eso exactamente el sabado pasado, pasear, pasear, pasear ... por el centro comercial y mi peque toquiteandolo todo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...