jueves, 10 de septiembre de 2015

La tregua continua

Hace muchos meses creo recordar que escribía aliviada sobre la tregua que nos estaba dando el niño. La tregua continua. Ya me lo dijo una amiga, "a los 5 pegan un cambio". Y la amiga, que además de madre es maestra de infantil y de crios sabe un rato, tenía más razón que un santo.
La tregua llegó.
El 1 de Enero de este año pasamos la ultima gran movida. Fueron las últimas veces en las que estuve dudando entre llevar al niño a un psicólogo, por si lo suyo no era normal,o dejarlo estar y atribuirlo a una fiera en proceso de doma.
Y parece que así fué.
La tregua parece que se ha instalado en nuestras vidas y ahora todo en nuestra pequeña familia es más fácil. A pesar de que a mi me haya tocado hacer de poli malo, y a pesar de que algunas veces acabe hasta los cojones de hacer de poli malo. Pero ahora compensa.
Hemos pasado de un muy difícil a un normal, de un ataque de nervios continuo a un relativo relax, de un siempre no por respuesta, a un vale (después de 500 porfavores, pero un vale a fin de cuentas).
Lo hemos conseguido.
Y estamos tan tranquilos, que si viniera otro, pues como que no nos importaría. O a mi si. No se.
Vivo en un constante dilema.
En épocas difíciles tenia claro que no, en épocas cómodas como la de ahora no tengo claro ese no.
¿Se arrepiente una de no tener hijos?
No he encontrado ni un solo artículo, post, respuesta en foro, de nadie que se haya arrepentido de no tener hijos, o de no tener más. ¿Conocéis a alguien?
Conozco a gente de mirada triste por no haber tenido ocasión de tenerlos, por no haber encontrado pareja, por que no han venido, etc.
Pero a gente que conscientemente haya decidido no tener hijos, y que luego se haya arrepentido de la decisión, o a gente que se haya arrepentido de haber tenido uno solo, no conozco a nadie.
En cambio, si que hay gente que se arrepiente de haber tenido hijos, o de haber tenido el segundo. Basta googlear un poco.
Y supongo que no es un crimen reconocer que te has arrepentido de tenerlos, no?
No es mi caso. Pero parece que en internet y en los blogs, todo fuera como las fotos del Pinterest, que son preciosas. Pero el caso es que muchas veces la vida de las personas es lo más parecido a una pintruosidad. O lo que es lo mismo, el llevar una foto de Pinterest a la vida real suele salir una puñetera mierda. Y sino, googlead "desastres culinarios pinterest" y ya me contais.
Pues eso. Que no todo son fondos blancos inmaculados con topos rosas, logos bonitos, blogs preciosos y familias maravillosas. A veces la vida es una mierda, a veces las cosas no salen como son, a veces alguien se equivoca. Y te puedes arrepentir. Y hay que tener cojones para reconocerlo en el mega-chachi-precioso-mundo-maternal lleno de madres felices y guapas con bebes redondos y sonrientes y sanos.
Además tengo que reconocer que soy egoista. Después de un tiempo, parece que por fin me he acostumbrado a salir a gastar zapatilla (porque de correr aún estoy lejos), me gusta leer, pintar, tengo mis hobbies, algo de tiempo para mi. Tengo proyectos, estudio mis cosas, tengo un par de carreritas en mente. Soy una mala madre que desea que el niño se vaya a dormir pronto para poder espatarrarse en el sofá.
Y volver a empezar me da mucha pereza. Tanta que he intentado convencer al pariento de que se haga la vasectomia, a lo que se ha negado. Y le he adjudicado la tarea de ocuparse el de la anticoncepción, porque creo que yo, despúes de 15 años de hormonas, ya he cumplido con mi parte.
Y su forma de ocuparse es la marcha atrás.
No tienen vergüenza.
Como se suele decir por ahi, que Dios me pille confesada.

4 comentarios:

Tita dijo...

Te cuento mi historia. La grande es encantadora, pero fue agotadora no, lo siguiente. De vigilancia constante, fijaté que teniendo los dos la tarde libre, nos turnábamos para estar con ella, y acabábamos agotados. Tanto, que ni se nos ocurrió plantearnos tener otro...¿y si nos daba el mismo trabajo? ¿como íbamos a poder controlar a dos iguales?
Cuando se calmó la cosa, lo vimos de otro color. Cuando estuvimos preparados para aceptar que podía salir igual, o más movida incluso, fuimos a por el segundo. Y no llegaba, y tuve aborto, y luego ya si vino. Y son el día y la noche. Se ve que nos ocupó tanto la primera que la segunda venía sólo con el ralentí. Tiene otras cosas, pero como todos, pero también la experiencia ha sido importante para llevarlo todo mejor.

Se pasa muy muy rápido, más rápido que con el primero. Además ya conoces los plazos, y sabes que todo llega, y todo se acaba, y lo vives diferente.

Ya tengo 40 años y ninguna gana de embarazarme y tener problemas de salud, sobre todo del bebé que viniera, así que con dolor me he cortado la coleta. Bueno, es el santo el que ha cortado por lo sano con la vasectomía. Pero me lamento de no haber empezado más joven, para que me hubiera dado tiempo del tercero. Y me lamento de no haber tenido más dinero, o más cojones, para tener más porque la guarde se llevaba un buen pico, y hay que estar muy solvente (o muy valiente para renunciar a otras cosas) para tener muchos hijos.

No soy mejor ni peor madre. Me gustan mis hijas, me hubiera gustado tener más. También estoy deseando que se acuesten para descansar y tener un ratito de MI vida.

Yo no te vendo la moto, porque poner hijos en el mundo es difícil que te mueres, quieres más y sufres más. El segundo da mucho trabajo, pero si el primero es mayor, se hace más fácil. Se pelean un huevo y eso te quita paz, a mí me quita hasta las ganas de escribir en mi blog, que lo tengo abandonado.
Hagas lo que hagas estará bien, seguro. Porque todo tiene su parte buena. A mí me hubiera gustado tener más, pero también pienso en lo bueno de no seguir.

Lo que sí te digo es que un día de estos te preña. Vaya que sí, hazte a la idea rápido.

Besos guapísima.

Alejandra Aventura Embarazo dijo...

Solo te digo que antes de llover, chispea. Y que cuando yo encargué a mi marido de la anticoncepción me comí un polvoronazo. Te lo digo tó y no te digo ná. Pero este tema lo tenemos más que hablado, así que ya sabes lo que opino. En mi caso, si de algo no me arrepiento es de tener hijos, aún con lo porculeros que puedan ser, son la razón y el motor de mi vida.

Frankenmami -Una mamá murciélago- dijo...

Jajajajajaja! Pues debe ser cosa de hombres que "controlan", jajajaja, nosotros andamos igual, ya decidí dejar las pastillas para quedarme embarazada, y ahora con una niña de 16 meses y nuestra boda a la vista el año que viene, me estoy planteando en volver a ellas, pero la verdad, llevo desde los 16 años tomándolas y las dejé con 28... creo que también cumplí con el "cupo" y que me da mucha pereza, en serio... De todas maneras, tengo que ir a la revisión del gine en breve, y no sé si pedir por el diu, tu lo has probado?

Un saludo!!

belenan dijo...

Pues yo sí me arrepiento de no haber tenido más. Tengo dos y me hubiera encantando tener una tercera (o tercero) e incluso me habría animado a por un cuarto pero, hija, la vida no acompaña muchas veces en los deseos y el tiempo es lo que es, se te echa encima y ya hay decisiones que no se pueden posponer más porque ya no hay tiempo de tomarlas...
Y sí, también hay veces que estoy deseando que se acuesten (y se duerman) para despatarrame (en el sofá o donde sea que a estas alturas no soy muy exquisita). No creo que tenga nada que ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...