martes, 16 de agosto de 2011

Las bodas postparto deberían estar prohibidas

Y más en épocas de crisis.

Porque se va una al inglishcut con presupuesto limitado, y se vuelve majara. A buscar un trapo para la boda que me cae en dos semanas. Y mi cuerpo serrano aún no se ha recuperado, aún estoy en postparto. Si. En postparto 8 meses después. No soy Mar Flores, que a los 5 meses de haber parido gemelos luce como yo nunca lo hice en la vida. Soy una tia contundente.

Y aún así, me doy con un canto en los dientes, porque entraba en los vestidos de fiesta. Pero ojo, que entrar no es lo mismo que estar bien:

Primer vestido: gran cebolla con patas. 
Segundo vestido: cabispaskis, o muñeca repollo, para que me entendais. 
Tercer vestido: marujator powerr
Cuarto vestido: te faltan los pep toes para parecerte a la version foca de la letiortiz
Quinto vestido: marujatos powerr dos en version leopardo. 

Hace tiempo que has asumido que te compras lo que te vale, no lo que te mola, que lo que te mola está en la planta joven, a la que hace tiempo no asomas ni el morro, pero hasta cierto punto. 

Sales del probador con la misma pinta de a quien le acaban de pegar una paliza, ropa mal colocada, pelo revuelto, sudada de escandalo, y para rematar, nene cagao, y concluyes que mejor te las piras. 

Pero como tienes que aprovechar la mañana, te das tantas vueltas por la planta de señoras que haces surco en el suelo, intentando encontrar algo bueno, bonito, barato, que no marque, que no sea marujatorpowerr, mientras te cagas en el segundo pecado capital, ese en el que tanto caes: 

La GUUUULAAAAA

Y no la gula del norte, no. 

La GULA. Esta mamona. 

Porque reconócelo. Por las noches te despiertas, y en esos desvelos asquerosos empiezas a pensar en que estás demasiado jamona y que deberias hacer dieta muy seriamente. Y tanto te desvelas que no te puedes ni dormir pensando en el culo, en la talla, que de grande que es ya ni cabe en la etiqueta, en el michelin, y en to lo que se menea.

Pero llega el dia y aparece la Gula, esa asquerosa que hace que te olvides de tus problemas, y caigas en la tentacion del zampabolleo y tu dieta se vea frustrada una y otra vez. Esa cabrona que frustra todos tus intentos. Y te preguntas con cara triste que a donde se fué tu fuerza de voluntad. Quizás se escapó por la raja de la cesárea el dia que nació Tachenkin.

¡¡GULA!!
Si pude con el tabaco, podré también contigo.





14 comentarios:

Nereida dijo...

Yo también he tenido bodas postparto pero de las de verdad, no de las tuyas, con Iván boda a los 24 días de nacer, y con Antía a los 27. En aquella ocasión tiré de vestido de amiga-compi de curro con super braga faja, y esta vez como ha sido boda ibicenca, genial con un vestido de algodón blanco, largo y cómodo, con escotazo sí, pero me han cabido las tetas!
Así que nada, ponte en serio, que con los kilos se puede, que no se diga que te han ganado

Frikimami dijo...

Es que me temo que una braga faja de las buenas debe de costar más que un vestido apañado, pero no te creas, que ya lo habia pensado.

lamamadeunabruja dijo...

Jaja, la verdad es que para mí ese tipo de bodas deberían estar prohibidas siempre!!! pero si a veces se te va toda la paga extra en una boda a la que ni quieres ir!!

Anónimo dijo...

Hola...
nosotros nunca tenemos nada... y después del parto hemos tenido 3 bodas en tres meses!!! pero bueno... he conseguido sobrevivir... lo peor es cuando tu sobrino te pregunta si vas a tener otro bebe porque tu barriga esta grande!!!! casi me muero!!!
Un saludo

Tita dijo...

Con mi nena grande tuve una boda justo a los 2 meses del parto. Llevaba braga-faja (de mi boda), faja-faja, y panti-faja ¡daba el pego! todo el mundo decía ¡qué bien te has recuperado!

Yo sonreía...morada y sin respirar, claro. Lo malo es que durante la cena, al sentarme, las 3 fajas bajaron siguiendo la lorza natural, y se enrollaron haciendome un aro que me dió la boda ¡aún me acuerdo, qué dolor!

Y no me lo podía quitar...porque llevaba un mini-bolso y no había donde meter el fajote (porque las bragas y los pantis no me los iba a quitar, claro) Ni se me ocurrió tirarla a la papelera jajajaja

En fin...las fajas no cuestan tanto, y mira, si nos lo gastamos en sujes buenos que realcen el pecho ¿porqué no enfajarnos la lorza una vez al año? Y piensa que lo mismo te gastas 12 euros en una faja, y puedes usar antiguo modelito!


Besos

Nereida dijo...

Pues las bragas faja que yo tengo son del mercadillo, de lycra sin costuras tipo UNNO, con una banda ancha que hace de faja, cubre todo el vientre y son bastante apañadas, además de baratas, 4€ jajaja

florci dijo...

La verdad esque ir a comprarte algo de ropa decente para un evento con estas lorzas (yo tengo mas delito que tu, que despues de año y medio de parir tengo un flotador que ni los hinchables oyes, y la puta cesárea que me ha dejao el vientre descolgao por completo, parezco un trozo carne cortao por la mitad....
Pues es una mierda, no encuentras nada que te guste, coges algo medio normal par no llamar la atencion y te vas con una porqueria de trapo.
en fin, a ver si podemos con la gula.....

Jeza Bel dijo...

jajajajjaja...estamos en la misma situación...en un par de semanas bodorrio.....y yo sigo sin perder kilos, y pienso "si es que estoy recién parida"...jajajjaa.....después de 6 meses y poco, debería plantearme seriamente una puñetera dieta...pero como tu bien dices, la gula hace su aparición durante el día y sufro amnesia temporal y no recuerdo la mala ostia que se me pone cuando me pruebo algún vestido, me pongo en bikini o me miro al espejo y me veo como una butifarra con patas...en fin...yo al final adquirí un vestido en mango, no es de boda propiamente, pero con unos complementos, un buen maquillaje y un pelo curioso, intentaremos ir bien vestida :-D

Les meves coses dijo...

Hola frikimami!
Yo sólo he tenido uno de estos eventos postparto y fue el bautizo de nuestra peke. La verdad tenía claro lo que me quería comprar: un vestido, con botas altas y chaquetilla para disimular posibles e indeseables colgajos. No había manera de encontrar nada que me gustara. Así que me recorrí más de media ciudad en busca del look deseado.
No tengo. por desgracia o por surte un cuerpo 10, ni 90-60-90. Creo que cuando pasé por esas medidas tan deseadas, lo hice de manera ten rápida que no me di ni cuenta.
A lo que vamos. Me cansé de buscar y me desilusioné un momtón al ver uqe ni una de las botas que me probaba me cabía en la pierna. Pensé en comprarme unas de caña pequeña para ver si me cabía alguna y ... NO! Nada de nada. Te aseguro que me fustré un montón. Hasta que al final fui con mi madre al C&A y vi unas botas de color lavanda de caña alta pero blandita, es decir que me las podía doblar un poco y lo mejor, me cabían las piernas! Increible!
Así que en ese subidón de alegría me fui a la planta de señora y encontré un vestido y una chaqueta a juego. No me lo podía creer! Aunque parezca un poco "cutre" ir al C&A a comprarte ropa para un "gran" evento a veces puedes encontrar cosillas, pero hay que buscar por los rincones... No desesperes que seguro que encuentras algo!
Si empiezas con la dieta me lo dices que yo también me apunto y a ver si entre las dos conseguimos animarnos, pero sin estrés por favor!

Frikimami dijo...

Mamadeunabruja, no me hables de moneys que para gastos estamos, y encima esta con hoteles y aviones, ni te cuento.
Anonima, menuda joya el sobrinete, verdad? Nadie como los niños para soltar cosas de estas.
Tita y Nereida, por lo del rulo en la cintura no soy yo amiga de las fajas, aunque lo del mercadillo no es mala idea. Anda, vaya con el rulo Tita. Menuda fiestas.
Florci, mi cesarea es mona, no es culpa de la cesarea, si no de mi boca.
JezaBel, andamos a la par, eh? Aunque yo el bikini ni lo huelo. Pelo curioso, maquillaje y a ver si damos el pego.
Les meves coses, yo soy incondicional de C&A, aunque tienen mierdecillas, de tanto en cuando encuentro buena ropa, barata, de esa que te pones hasta que se cae de lo bien que te va.
Lo de la dieta, la mia es la de los puntos, porque es la que siempre me ha funcionado, porque ya me la se, y porque ahora no tengo ni tiempo ni dinero para ir de médicos. Cuando me vea con valor de hacerla bien durante más de 3 días sin perder la cuenta, te lo diré. Mientras tanto, intento cerrar la boca y no comer guarreridas.
Ya he bajado un kilete.
Y al final me quedo con la camisa del cutinglis. Probada en casa con los pantalones de vestir, los tacones, y sin que parezca una apaleada dentro del probador, parece que luce más.

Carla dijo...

Ahora en verano vestidito ibicenco, pañuelito de gasa y un buen recogido.

Carla
www.lasbolaschinas.com

zai dijo...

Holaaaa
con el tema de la ropa es una desesperacion, yo soy grande y cuando digo grande soy grande, creo que lo unico q tengo pequeño es el nombre jajaj xa ir a comprar ropa es una tortura, la mayoria de las veces acabo de una mala leche o tirandome de los pelos, si me cabe el pantalon, no me entra la parte de arriba ahhhh y luego vienen los zapatos, con un 42 casi un 43 a donde voy?? en fin solo digo q paciencia y cada vez q toca ir a comprar ropa me armo de mi santa paciencia, poca me queda ya, cruzo los dedos, engancho alguna amiga y al toro. Ultimamente en los chinos suelo encontrar cosillas y baratas (zara ni me lo pienso, no me cabe nada o me entra una teta o la otra se queda fuera) yo me pregunto el tema de las tallas a quien han medido??? pq yo sigo sin encontrar cosas q me queden medianamente decente. Luego me dicen k pq no visto mas femenina cohones hacer ropa q me pueda poner sin hundirme.
animooooo

àngela dijo...

Hola frikimami! no conocía tu blog y me ha encantado!! ay... eso que has escrito tú lo firmaba yo hace dos años pa-la-bra por pa-la-bra. A ver, madres cesareadas del mundo: hay luz la final del túnel!! A mi me hicieron una hace cuatro años y, cuando pude pensar en mi (además de en mi hija), hace dos años me puse en serio: dieta de dietista y gimnasio. Anda que no me daba coraje a mí mi mondongo! ánimo chicas, que todo vuelve a su ser!! (no tan rápido como en el cuerpo de Penélope cruz o Jennifer López, pero no sé por qué, serán cyborgs...)

Raquel dijo...

Afortunadamente no he tenido bodas postparto (cruzo los dedos que estoy a tres meses del parto, a ver si hay sorpresas). Lo que me ha encantando es esa frase: si dejé el tabaco...
Creo que hasta que no me quedé embarazada no me di cuenta de lo fácil y difícil que es al mismo tiempo tener fuerza de voluntad.
Seguro que te sale de nuevo... y seguro también que hay algo por ahí que te queda divino de la muerte.
Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...